La inteligencia artificial (AI) está cambiando la vida de la gente

Inteligencia Artificial. / Netmedia.MX
Inteligencia Artificial. / Netmedia.MX

La AI en la forma de los vehículos autónomos, el reconocimiento facial y agentes virtuales está modificando la manera en que consumimos, substituyendo nuestras tradiciones y modificando la cultura de nuestra sociedad.

La inteligencia artificial (AI) está cambiando la vida de la gente

Utilizando la definición que utiliza la consultora McKinsey: “La inteligencia artificial (AI) es la habilidad de una máquina para realizar funciones cognitivas asociadas a la mente humana, ejemplos son los vehículos autónomos, la visión computarizada, los agentes virtuales de atención al cliente o el llamado machine learning”.

Cada vez más las familias de renta media consumimos más elementos que utilizan la inteligencia artificial. Un ejemplo podría ser el nuevo cepillo Colgate Smart Electronic Toothbrush E1 que utiliza una app disponible para iPhone en la que el usuario puede revisar si se limpia correctamente los dientes, la app te muestra tanto el tiempo que ha utilizado en lavarse los dientes, como las zonas que hayan podido ser descuidadas y en la frecuencia diaria de lavado (consultar video en https://shop.colgate.com/pages/e1). Aunque parezca lejano, a día de hoy cualquier empresa que quiera desarrollar una idea de negocio que utilice tecnología de AI en la rama de visualización puede contactar con empresas como Clarifai, dónde se puede solicitar la implementación de una solución de reconocimiento visual dentro de un abanico de opciones que van desde la detección de ingredientes en platos cocinados a la determinación de edad, raza y género o la identificación drogas o contenidos pornográficos.

No obstante, pensar que la inteligencia artificial sólo va a revolucionar las funcionalidades de los productos físicos que consumimos es un error, según un estudio de Gartner en 2020 el 85% de las interacciones con clientes serán gestionadas sin la necesidad de presencia humana. La AI apunta directamente a ser el sustituto de cualquier servicio de venta física que utilice un contacto humano. Por ejemplo, según apunta Wall Street Journal, una encuesta realizada por Deloitte estima en el 40% los profesionales de selección de personal en el mundo han implementado a día de hoy algún tipo de proceso de inteligencia artificial para la selección de personas. En el artículo previo Cuál será nuestro futuro proveedor financiero: ¿Amazon, Santander o un híbrido? ya comentamos la idea de la sustitución de la oficina bancaria tradicional por cajeros con un servicio de atención al cliente mediante videoconferencia con un agente deslocalizado o mediante un bot(*). Bajo esta idea, Wechat en China permite, servicios como transferir dinero, pedir un taxi, reservar un restaurante o realizar el seguimiento de una compra mediante mensajería instantánea con un bot. Yo a día de hoy aún tengo una aplicación para cada cosa en mi móvil y estoy convencido que muchos restaurantes sobreviven sin permitir reservas mediante aplicaciones en el móvil.

Otro cambio fundamental se produce por el lado de la demanda de productos, es decir, los cambios tecnológicos y en concreto, la AI, están cambiando la forma en que los consumidores determinamos nuestras pautas de consumo. En el reciente World Retail Congress (WRC) celebrado en Madrid, Richard Liu (presidente y fundador del gigante chino de comercio electrónico JD.com) comentaba que “los consumidores en China son cada vez menos leales a las marcas”. Este es un ejemplo que sucede no sólo por la irrupción de nuevas empresas como líderes de mercado, sino por la vía de que nuevas iniciativas empresariales nos muestran nuevas formas de consumir. Un ejemplo claro se observa en la compra de coches, empresas como Car2go o Blablacar nos han inducido la duda de si es realmente necesario tener un coche y asumir los costes asociados o si simplemente es suficiente con alquilarlo unos minutos o compartir los gastos en largos viajes. Modelos de negocio como Justeat o Glovo nos plantean rápidamente el sentido de invertir nuestro tiempo en comprar en el supermercado, cocinar y luego limpiar cuando directamente podríamos pedir que nos entreguen la comida a punto para servir en casa.

La Inteligencia artificial forma parte del cambio tecnológico que está revolucionando la sociedad, no sólo modifica nuestros gustos o cómo escogemos consumirlos sino que también determina la producción de las empresas y con ello el tipo de empleos y productos van a existir en el futuro. Yo les invito a reflexionar algunas situaciones, que aunque ahora pueden sonar raras, tal vez puedan ser posibles en un futuro cada vez menos lejano… Se imaginan lograr reproducir una grabación de video en realidad virtual con la posibilidad de interactuar con la familia al completo? O entrar a bares que por reconocimiento facial sean capaces de identificar que les apetece comer o beber? O pregúntense cuán posible es que en un futuro las relaciones sexuales físicas se suplanten por biomáquinas capaces memorizar gustos y de improvisar ante muestras de placer o dolor.

––––––

(*) El término bot surge como abreviatura de robot y se trata de un programa informático que dispone de respuestas y tareas definidas previamente que le permiten decidir autónomamente qué acciones tomar para resolver operaciones ante ciertas elecciones/preguntas del cliente.

La inteligencia artificial (AI) está cambiando la vida de la gente
Comentarios