Inflación del 9,8% en marzo, la tasa más alta desde 1985, y ambiente de medidas extraordinarias

Una gasolinera. / Pixabay
Una gasolinera. / Pixabay

El primer mes de la guerra desencadena repuntes en el combustible y la electricidad, así como problemas en las cadenas de suministro. Pedro Sánchez busca medidas de consenso.

Inflación del 9,8% en marzo, la tasa más alta desde 1985, y ambiente de medidas extraordinarias

La crisis, con mayúsculas, está de nuevo aquí y se asocia a la inflación, que fue del 9,8% en marzo, la tasa más alta desde 1985, en medio de un ambiente de medidas extraordinarias.

El primer mes de la guerra de Ucrania sigue desencadenando repuntes en el combustible y la electricidad, así como problemas en las cadenas de suministro, de ahí que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, busque con urgencia medidas de consenso. “La seguridad y el bienestar de nuestro país están en riesgo si no actuamos con determinación”, advirtió.

“¿Qué más tiene que ocurrir para que respondamos unidos?”, se preguntó el presidente Sánchez al pedir unidad al Congreso, donde compareció para explicar las consecuencias políticas, militares y económicas de la invasión rusa, así como su sorprendente cambio de posición sobre el Sáhara, donde ahora apoya un régimen de autonomía, para agradar a Marruecos.

Alberto Núñez Feijóo, futuro líder de la oposición, supedita su apoyo a las medidas de Pedro Sánchez a que baje los impuestos. El plan del Gobierno "debe ser para paliar el peor impuesto a las clases bajas y medias. Todo es más caro y sigue subiendo", sugiere el próximo presidente del PP.

 

Hay problemas que encienden las alarmas en España, pero que en el resto de Europa no adquieren la misma dimensión

España ha vivido el Consejo Europeo como si le fuera la vida en ello, sobre todo una vez que el Gobierno dijo que no movería ficha en las medidas contra la crisis hasta el Consejo de Ministros posterior a la cumbre de Bruselas del 24 y 25 de marzo.

Tras muchos esfuerzos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Consejo Europeo reconoció la especificidad de la llamada isla energética ibérica para que los gobiernos de Portugal y de España puedan proponer a la Comisión Europea medidas excepcionales y temporales que contribuyan a reducir el precio de la luz.

Según la Moncloa, la UE reconoce así la singularidad de España y Portugal y permite que estos países lleven a cabo medidas excepcionales para bajar el precio de la electricidad. En realidad, lo que la UE acepta es estudiar propuestas de Lisboa y Madrid que aprobará la Comisión Europea.

De la lectura de los diez folios del resumen oficial del Consejo Europeo no se desprende que el problema de España y Portugal sea el centro de la cuestión, ya que los asuntos energéticos se abordan de manera genérica. Ni siquiera el problema de la energía a escala europea constituye el grueso del resumen: es un asunto al que se dedican dos folios y medio de un total de diez.

Si Bruselas da luz verde, el precio diario del mercado mayorista de la electricidad, que marcan las centrales que utilizan gas, podrá bajar de manera temporal. Para ello el Gobierno propondrá un precio de referencia al gas utilizado para producir electricidad, sustancialmente más bajo que el actual, de modo que los precios de la factura de la luz tenderán a reducirse.

La noticia de que Pedro Sánchez consiguió que la UE permite la excepción ibérica para contener los precios energéticos ha abierto todos los periódicos y los informativos de radios y televisiones. También en este frente España es una isla, porque los grandes medios europeos no han reparado en este asunto.

Ni siquiera en Portugal ha tenido el mismo eco que en España. El influyente diario Público dio la noticia en un segundo plano. Mientras, grandes medios franceses como Le Monde pasaban del tema, el londinense The Guardian no publicaba nada y el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung se centraba en su propio problema: el gas.

Lo que destacan desde Alemania es que a la Unión Europea le gustaría comprar grandes cantidades de gas licuado (GNL) de todo el mundo en el futuro, partiendo de que los contratos de suministro con Estados Unidos y Qatar ya se han cerrado. Esto tiene como objetivo reducir la dependencia del suministro de energía de Rusia, que fue el centro de la cuestión de la cumbre europea. Pero mientras el gas ruso llega a través de las tuberías existentes, se debe construir una infraestructura completamente nueva en los puertos para el gas licuado.

Alemania obtiene ya su gas licuado de los puertos de Zeebrugge (Bélgica), Dunkerque (Francia) y Gate - Rotterdam (Países Bajos). Sin embargo, como observa el Frankfurter Allgemeine Zeitung esto no será suficiente para las cantidades que se requerirán en el futuro. Aunque ya se están planificando terminales especiales de GNL en Wilhelmshaven, Stade y Brunsbüttel, aún falta mucho.

Desde Alemania lamentan ahora que su política se basó en comprar energía a Rusia, en lugar de construir su propia infraestructura, como hicieron otros países europeos, con Francia a la cabeza. @J_L_Gomez


Pedro Sánchez. / @desdelamoncloa
Pedro Sánchez. / @desdelamoncloa

 AL ALZA

La inflación

Pendientes de la rebaja del precio de la luz y de su repercusión en la economía del país, la inflación se mantiene por las nubes –9,8% en marzo– y ocasiona problemas y tensiones en casi todos los sectores. Serenar las cosas pasa por contener ya esta tendencia alcista, para dar paso en los próximos meses a una línea descendente. En juego está la recuperación del crecimiento económico, el empleo y el bienestar de los consumidores. Más de un gobierno ha caído por la inflación y Pedro Sánchez lo sabe.

A LA BAJA

La luz

¿Cuánto bajará el precio de la luz en España? Nadie lo sabe. Se da por hecho que esto será así, pero de ahí no se pasa. En parte es debido a que primero tendrán que ponerse de acuerdo Portugal y España y después, hablará la Comisión Europea, que es quien tiene la última palabra por mandato del Consejo Europeo. Según había anunciado el 17 de marzo la ministra Teresa Ribera, Madrid y Lisboa barajaron una propuesta para limitar el precio del megavatio hora en el mercado mayorista a 180 euros. @mundiario


Ursula von der Leyen. / RR SS
Ursula von der Leyen. / RR SS

PROTAGONISTAS

Ursula von der Leyen

Presidenta de la Comisión Europea

La Península Ibérica tendrá un “tratamiento especial” para gestionar los precios de la energía y “hacer frente a su situación particular”, según admitió la propia jefa del ejecutivo europeo. Sus expertos aguardan ahora las propuestas de Madrid y Lisboa.

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

En el mejor de los casos, la rebaja del precio de la luz en España será una medida “excepcional, temporal”, que no supone subvencionar al gas y que no distorsiona los incentivos a las renovables ni los flujos eléctricos entre países europeos.

Teresa Ribera

Vicepresidenta del Gobierno

El Gobierno espera hacer operativa la “excepción ibérica” para rebajar los precios de la energía en “tres o cuatro semanas”. Partirá de la “orientación política” del Consejo Europeo e introducirá “un sistema del pago del gas como corresponde”.

Alberto Núñez Feijóo

Futuro líder de la Oposición

¿Ha cambiado de asesor principal para sus discursos? Su línea de relativa moderación en Galicia la ha perdido estos días de campaña ante sus bases, lo cual puede agradar a los suyos más radicales y para contener a Vox, pero no para conquistar la centralidad. @mundiario

 

Inflación del 9,8% en marzo, la tasa más alta desde 1985, y ambiente de medidas extraordinarias
Comentarios