El INE monitoreará los movimientos de teléfonos móviles durante, supuestamente, ocho días

Teléfono Samsung. / @SamsungBizUSA
Teléfono Samsung. / @SamsungBizUSA
El Instituto Nacional de Estadística espera conocer la locación y desplazamientos de los españoles como parte de un estudio que cuenta con el apoyo de las tres grandes operadoras: Movistar, Orange y Vodafone. No necesitan tu permiso, las empresas ya se lo han dado por ti. ¿Con qué otras bases de datos cruzarán esta captación de información?
El INE monitoreará los movimientos de teléfonos móviles durante, supuestamente, ocho días

El Instituto Nacional de Estadística (INE) hará un monitoreo de teléfonos inteligentes en noviembre. El instituto emprenderá este proyecto durante cuatro días laborables de noviembre, un domingo y tres días de vacaciones, de acuerdo a El País citando a sus fuentes dentro del mismo. Los datos, no obstante, permanecerán anónimos, cumpliendo así un acuerdo pionero en Europa que se firmó por las tres grandes operadoras telefónicas, por lo que el estudio no tendrá acceso a los nombres de los titulares de las líneas. La idea, que han volcado a la opinión pública, de todo esto es detectar cuáles son los desplazamientos habituales de los españoles y, de esa forma, marcar lugares donde es necesario prestar servicios públicos y reforzar infraestructuras. También se sabrá adónde van las personas de vacaciones dentro del país. La operación dará inicio en tres semanas, explica el mismo medio ya citado.

Entre el 18 y el 21 de noviembre, el instituto analizará las terminales en todo el país. Las operadoras le proveerán con recuentos de posiciones de los móviles en áreas que tengan 15.000 habitantes como mínimo. De ningún usuario recibirá información o datos personales. Desde las compañías explican que los datos se proporcionarán agregados, impidiendo así conocer detalles de cada quien.

A fin de desarrollar esta estadística, el instituto dividirá el territorio nacional en hasta 3.500 celdas con al menos 5.000 personas en cada una. Así las cosas, las celdas variarán su tamaño según la población que cubren. En Madrid, por ejemplo, quedará parcelada en hasta 128 cuadrículas.

Durante el tiempo que se desarrolle el estudio, se tomará la posición de las terminales entre la medianoche y las seis de la mañana a fin de conocer en dónde reside el usuario. Entre las nueve de la mañana y las seis de la tarde se analizarán los flujos de personas, averiguando así de qué celda a qué celda se desplazan bien para trabajar o para estudiar. A fin de calificarlo como un destino cotidiano, el instituto considera que el móvil deberá estar en el mismo lugar por al menos cuatro horas en la mitad de los días del estudio.

Con toda esta información se podrá conocer cuántos ciudadanos se han movido de un municipio a una ciudad; cuántas personas trabajan en el mismo barrio donde residen o en algún otro; de dónde viene la gente que trabaja en una zona determina, o cómo fluctúa la población en un recuadro durante el día.

El estudio servirá para determinar la cantidad de personas que permanece en un sitio e indicar cuál es la población flotante o que está vinculada a un municipio. Es decir, cuántos residentes de Leganés trabajan en Madrid. Es una estadística primordial para los Ayuntamientos y Gobiernos regionales para labores de transporte, infraestructuras y hasta para reclamar fondos para sanidad o educación.

Para determinar si una persona trabaja de noche, el INE hará una comparación adicional: durante los días del estudio se examinará si el teléfono se mueve en seis horas durante la jornada, a las 6.00, 10.00, 14.00, 18.00, 22.00 y 2.00. De esa forma se puede averiguar si la actividad del teléfono es nocturna o diurna, explica El País. También cuánto se mueve la población entre la noche y el día, en Alcorcón o el paseo de la Castellana de Madrid, por mencionar dos vías.

Este proyecto servirá también para comprobar qué esta pasando con las partes de España con menos población. Se podría dar incluso que mucha gente viva en estas zonas solo los fines de semana.

Movimientos por periodo

El INE también monitoreará los llamados movimientos estacionales. El instituto hará un seguimiento de los móviles el 25 de diciembre, así como el 24 de noviembre.

Así las cosas, se podría apreciar el reagrupamiento familiar con motivo de la Navidad, las excursiones o traslados de fin de semana e incluso hacia dónde van en verano los pobladores de cada ciudad o barrio.

Movistar, Vodafone y Orange colaborarán procesando y entregando los datos de forma anónima. Este proyecto es un estudio experimental pionero en Europa. Algo similar se ha hecho en Países Bajos, pero en aquel país solo se contó con la colaboración de un país, que de por sí tiene menos pobladores.

En relación a la legalidad de este proyecto, el instituto tiene contrastado que como la información es anónima, no representa ninguna violación a la ley de protección de datos.

Estos movimientos solían obtenerse mediante censos. Específicamente, se preguntaba a los ciudadanos cuánto tardaban en desplazarse al trabajo y si manejaban algún vehículo o usaban el transporte público. No obstante, el censo ahora se elaborará sobre la base del Padrón Municipal, el Catastro y otras fuentes como la Seguridad Social, explica El País. El instituto dirigido por José Rodríguez Poo aprovechará que dichos registros tienen ya toda la información actualizada y ahorrarse así a 50.000 encuestadores, que traerían un costo de 150 millones como ya pasó en 2001. @mundiario

El INE monitoreará los movimientos de teléfonos móviles durante, supuestamente, ocho días
Comentarios