¿Qué impuestos pagan los mayores de 65 años al vender una vivienda?

impuestos
Impuestos por venta de vivienda. / Pixabay
Los sexagenarios gozan de una serie de beneficios fiscales, pero al vender una vivienda no están del todo exentos de pagar impuestos.
¿Qué impuestos pagan los mayores de 65 años al vender una vivienda?

Cuando vendemos una casa, solemos tener en mente la ganancia que tendremos con la operación, pero lo cierto es que la venta de una vivienda implica asumir unos gastos y pagar algunos impuestos. No obstante, a partir de los 65 años se empiezan a disfrutar de algunas ventajas fiscales. Pero ¿esto significa que los sexagenarios no tienen que pagar tributos por vender una casa? Si bien este colectivo tiene más beneficios que el resto de los contribuyentes, no están del todo exentos de rendir cuentas con Hacienda. Desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos lo explican.

Los sexagenarios no tienen que pagar IRPF en estos casos

La venta de una casa tributa en el IRPF por la ganancia patrimonial obtenida con la operación. No obstante, si el vendedor tiene más de 65 años y vende su vivienda habitual, es decir, aquella en la que ha residido durante, al menos, unos tres años, no tiene que afrontar este impuesto.

La mayoría de los contribuyentes, para poder librarse de este tributo, tienen que reinvertir el dinero de la venta de la vivienda habitual en la compra de una nueva casa. No es así para los sexagenarios, ya que estos pueden destinar el dinero de la operación a lo que quieran, siempre y cuando se trate de su residencia principal.

Ahora bien, la cosa cambia cuando la casa que se vende no es la habitual sino una segunda residencia. En este caso, la persona mayor de 65 años, para poder acogerse a la exención, tendrá que contratar una renta vitalicia con un banco o una aseguradora dentro de un plazo de seis meses desde la fecha de la venta. De lo contrario, se verá obligada a tributar, a pesar de cumplir con el requisito de la edad.

La plusvalía municipal, un tributo que no tiene exenciones por edad

Este es otro de los impuestos que debemos pagar por vender una casa y este, a diferencia del IRPF, no contempla ninguna exención por ser mayor de 65 años. Es decir, los sexagenarios tienen que pagarlo como cualquier otro contribuyente.

Este impuesto es de carácter municipal y grava el incremento de valor que ha experimentado la casa durante el tiempo que el vendedor la tuvo en su propiedad. Por tanto, para calcularlo, se deben tomar como base el valor catastral del inmueble en el momento de la venta, la cantidad de años de posesión y los coeficientes y porcentajes de tributo definidos por el ayuntamiento correspondiente.

Hay que tener en cuenta que en el 2017 el Tribunal Constitucional, avalado posteriormente por el Supremo, emitió una sentencia que indica que si hemos vendido una vivienda con pérdidas no estamos obligados a pagar este impuesto. No obstante, el asunto no ha sido regulado y la mayoría de los ayuntamientos siguen cobrando el tributo.

En este sentido, desde el comparador financiero HelpMyCash.com recomiendan que, para evitar problemas fiscales, si el ayuntamiento nos gira el recibo, lo paguemos y luego procedamos a hacer una reclamación, ya que muchos organismos han creado instancias que lo permiten. 

Eso sí, tenemos que acreditar que no se produjo una ganancia sino una pérdida patrimonial con la venta y debemos presentar el recurso de reclamación en el plazo de un mes desde la fecha de la venta. Aunque, si el tributo lo hemos presentado voluntariamente, el lapso se extiende por cuatro años.

¿Qué impuestos pagan los mayores de 65 años al vender una vivienda?
Comentarios