Impuesto de sociedades y control de alquileres alargan la negociación interna de los Presupuestos

Pedro Sánchez, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera durante la reunión del Consejo de Ministros. / Pool Moncloa: Borja Puig de la Bellacasa.
Pedro Sánchez, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera durante la reunión del Consejo de Ministros. / Pool Moncloa: Borja Puig de la Bellacasa.
No hay acuerdo todo indica que Pedro Sánchez tendrá que desbloquear las negociaciones junto a Yolanda Díaz, que ya avisa de que las cuentas se cocerán “a fuego lento”.
Impuesto de sociedades y control de alquileres alargan la negociación interna de los Presupuestos

La negociación interna de los Presupuestos se alarga. Nadia Calviño aseguró que las cuentas estarían listas esta semana o la próxima, pero los socios de Gobierno siguen sin ponerse de acuerdo. De hecho, todo indica que Pedro Sánchez tendrá que desbloquear las negociaciones junto a Yolanda Díaz, que ya ha avisado este martes, tras el último Consejo de Ministros, que las cuentas se cocerán “a fuego lento”. 

Así, los socialistas ya admiten que la luz verde al borrador de Presupuestos podría retrasarse hasta la semana del 12 de octubre. En el centro de las conversaciones: el impuesto de sociedades, el control del precio de los alquileres o el incremento de los permisos de maternidad y paternidad. 

El PSOE y Unidas Podemos llevan varias semanas intentando sacar a flote un acuerdo global que incluya estas tres propuestas, claves para que los de la formación morada pacten los presupuestos generales. La piedra en el camino, según fuentes de la negociación, es que ahora mismo el sector socialista no acepta el hito del mínimo de 15% de tipo efectivo en el impuesto de sociedades, que aunque afectaría solo a las grandes empresas (las pequeñas ya pagan más), supondría un cambio importante en la línea de la “recuperación justa” de la que tanto habla el Ejecutivo.

Pese a las diferencias internas, fuentes del sector negociador socialista dan por hecho que Sánchez finalmente concederá esta baza a Díaz, porque es un asunto que el propio presidente ha respaldado internacionalmente y que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, también ha puesto sobre la mesa en una entrevista reciente en El País.

Con este asunto “resuelto”, el otro gran hito es la vivienda y la negociación, un tema que los socios vienen arrastrando ya desde los Presupuestos del año pasado. Para Unidas Podemos es fundamental contar con un mecanismo que limite el aumento de los precios del alquiler, por eso esta negociación particular la lleva directamente la ministra de Servicios Sociales, Ione Belarra, con su interlocutor habitual en el Gobierno antes y después de la remodelación, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Una revalorización de las pensiones mínimas, una “prestación por crianza” universal de 100 euros al mes para todas las madres con niños de 0 a 3 años (tengan o no trabajo), la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad a seis meses, son otras de cuestiones sensibles en la negociación de las cuentas generales. 
“Estamos trabajando para tener los Presupuestos en tiempo y forma. No nos podríamos perdonar no ser capaces de ejecutar los fondos que nos hemos dado. Son los Presupuestos que dan respuesta a la recuperación justa. Confiamos en los trabajos de la ministra de Hacienda”, ha sentenciado la portavoz, Isabel Rodríguez.
Así, los próximos días marcan una de las agendas más relevantes para el gran acuerdo político de cara a lo que queda de legislatura. Y definen la senda de los próximos meses, teniendo en cuenta que después de los Presupuesto seguirá otra negociación trascendental: la reforma laboral. @mundiario 

Impuesto de sociedades y control de alquileres alargan la negociación interna de los Presupuestos