El impacto de un cierre total del comercio con Rusia: caídas del PIB y mayor inflación en España

Sede del Banco de España. / Banco de España
Sede del Banco de España. / Banco de España
El Banco de España alerta de que una hipotética interrupción del suministro energético ruso lastraría hasta un 1,4% el PIB español y aumentaría la inflación hasta 1,7 puntos porcentuales.
El impacto de un cierre total del comercio con Rusia: caídas del PIB y mayor inflación en España

¿Cuánto costaría a España un cierre total del comercio entre Rusia y la Unión Europea? El Banco de España estima que la mitad del crecimiento previsto para 2022. Un informe publicado este martes alerta de que una hipotética interrupción de las importaciones de materias primas energéticas rusas supondría un daño 'significativo' para la economía española: caída de hasta un 2,4% en el PIB y una inflación hasta 1,7 puntos más alta.

El estudio titulado Consecuencias económicas de un hipotético cierre comercial entre Rusia y la Unión Europea plantea que, en el escenario que se antoja más probable, el PIB español perdería entre 0,8 y 1,2 puntos porcentuales a lo largo del primer año, solo con el cese de la importación de la energía rusa. Al dato habría que sumar además otra caída del 0,7% por el cierre total de los canales comerciales (una disminución total del 2,1%).

Según el regulador, en euros serían entre unos 9.000 millones y 25.000 millones. Y las restricciones en este caso provocarían un incremento de la inflación de 0,9 puntos porcentuales respecto a un escenario sin dichas medidas.

El peor escenario

El documento firmado por el organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos desliza que, en el peor de los casos, si se suspenden tanto las importaciones de materias primas energéticas procedentes de Rusia, como las exportaciones hacia Moscú, el impacto en la economía española sería una caída de hasta el 2,4% en el PIB y un aumento de 1,7 puntos porcentuales en el caso de la inflación, en el corto plazo.

“La dificultad para sustituir dichos productos a corto plazo supondría una reducción en la oferta de energía y un agravamiento del actual episodio inflacionista, lo que implicaría, por ambas vías, un lastre para la actividad económica”, advierte el informe.

Caída de hasta un 4,2% del PIB de la UE

En cualquier caso, el Banco de España considera que "dado que la dependencia con respecto de la energía rusa es menor en España que en el resto de las economías europeas, los efectos sobre nuestra economía serían notablemente más reducidos". 

Según el informe, el impacto se situaría entre un 1,9% y un 3,4% para Alemania, un 1,2% y un 2% para Francia, y un 2,3% y un 3,9% para Italia. Mientras que en el conjunto de la UE, un cierre comercial con Rusia supondría una caída de entre un 2,5% y un 4,2% del PIB y un incremento de entre 1,6 y 2,7 puntos en la tasa de inflación.

En España, la pérdida de producción sería mucho menor que la sufrida durante la crisis financiera, que lastró nueve puntos porcentuales el PIB entre 2008 y 2013; o durante la pandemia, cuando la contracción alcanzó el 10%. Las previsiones pronostican que la economía española crecerá en torno a un 4%, por lo que un hipotético cierre comercial total entre Rusia y la UE no sumiría a España en recesión en el peor de los escenarios. @mundiario  

El impacto de un cierre total del comercio con Rusia: caídas del PIB y mayor inflación en España
Comentarios