Las hipotecas cayeron más levemente en junio pero aún son afectadas por la crisis

hipoteca-interes-fijo-2-1024x686
Una casa a escala con billetes de 20, 50 y 100 euros de fondo / eleconomista.es
La pérdida inicial podría generar una contracción de hasta 1.000 millones de euros. Hasta ahora, el Gobierno no ha precisado si destinará ayudas o liquidez de emergencia a los bancos para evitar que se produzca una crisis crediticia.
Las hipotecas cayeron más levemente en junio pero aún son afectadas por la crisis

La demanda hipotecaria para la compra de viviendas es la prioridad más remota y lejana de la sociedad española en estos tiempos de pandemia. Justo cuando la norma es sobrevivir y no caer en una crisis socioeconómica familiar, los bancos han sufrido un marcado ciclo de asfixia financiera y de contracción en sus flujos de capitales debido a que la demanda ahora se centra en los alquileres, pues la actual austeridad económica en la población civil no permite que crezca el mercado de las hipotecas en España.

Y es que la firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda “encadenó en junio su cuarta caída interanual consecutiva, el 12,7%, una bajada muy inferior al 27,6% del mes anterior y que es también la más suave desde febrero y coincide con el inicio de la desescalada, con 26.748 contratos inscritos”, publicó este viernes el INE.

Esto implica que el sector bancario podría tener una pérdida acumulada de más de 15.000 millones de euros en hipotecas que no se concretarán ni se firmarán, aunado al hecho de que este eslabón de la cadena financiera nacional es muy importante porque aporta más de un 0,5% del producto interno bruto (PIB) español, calculado en 1,1 billones de euros.

Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), “el importe medio de una hipoteca para adquirir una vivienda aumentó un 7,5%, hasta los 131.670 euros, en tanto que el capital prestado sumó 3.521,9 millones tras un recorte interanual del 6,1%, también más suave que los meses anteriores”.

Entonces, la pérdida inicial podría generar una contracción de hasta 1.000 millones de euros. Hasta ahora, el Gobierno no ha precisado si destinará ayudas o liquidez de emergencia a los bancos para evitar que se produzca una crisis crediticia o una burbuja de deuda hipotecaria que impacte en la inflación, en la recesión y en la estabilidad del sistema financiero español. @mundiario

Las hipotecas cayeron más levemente en junio pero aún son afectadas por la crisis
Comentarios