La guerra comercial entre China y EE UU marca la reunión del G-20

Ministros de Finanzas en la reunión del G-20 en marzo. RR SS.
Ministros de Finanzas en la reunión del G-20 en marzo. / RR SS.

Los ministros de Finanzas se reúnen en Buenos Aires, Argentina donde analizan el impacto a gran escala que tendrá el choque de dos de las más grandes economías del mundo.

La guerra comercial entre China y EE UU marca la reunión del G-20

Mientras Donald Trump sigue presentando la bandera del unilateralismo, los ministros de Finanzas del G-20 se reúnen en Buenos Aires, Argentina para discutir el choque entre China y EE UU en la guerra comercial que podría afectar a gran escala al resto de las economías. A diferencia del líder estadounidense, los ministros buscan encontrar un punto en común tomando el sendero del multilateralismo.

Ya hay cifras de miles de millones de dólares que perjudican la economía mundial tras presentarse un fuego cruzado entre EE UU y China.

El pasado marzo, los ministros de Finanzas y Economía ya se habían reunido en el mismo país para discutir temas relacionados al comercio mundial. En aquella ocasión ya se veía venir los conflictos que traerían las políticas económicas de Trump, puesto que ya dejaba entrever los ataques que dirigiría contra China o sus viejos socios de la Unión Europea. Estos problemas se materializaron recientemente y ya hay cifras de miles de millones de dólares que perjudican la economía mundial tras presentarse un fuego cruzado entre EE UU y China.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya advirtió que la situación repercutiría en el crecimiento mundial. Mientras las grandes naciones se atacan mutuamente, los países emergentes que componen el G-20 buscarán defenderse del ataque cruzado buscando soluciones a partir de movimientos conjuntos.

Los países emergentes que componen el G-20 buscarán defenderse del ataque cruzado buscando soluciones a partir de movimientos conjuntos.

Durante la pasada reunión, Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE UU, fue contundente: “Tenemos que estar preparados para actuar, para defender los intereses de EE UU y el comercio libre y justo. Como ha dicho el presidente, no tenemos miedo a una guerra comercial dado el tamaño de nuestro país y de nuestra economía y el hecho de que tenemos un gran déficit comercial”. Aunque por aquel entonces se quedó muy solo tratando de defender su visión.

Hace dos semanas, EE UU empezó a aplicar aranceles con una subida del 25% sobre 34.000 millones de dólares en productos que China vende a EE UU. Por ahora, estos aranceles se concentran en acero y aluminio, pero esto podría variar en cualquier momento. De igual forma, Washington atacó sin escrúpulos a viejos socios comerciales como la Unión Europea, México y Canadá, que a su vez respondieron con subidas en sus aranceles de 10% y 25% a compras que realiza EE UU.

En Latinoamérica, Brasil y Argentina han sido dos de los países más golpeados por el fortalecimiento del dólar

Christine Lagardde, directora del FMI, presentó un artículo donde aseguró que el crecimiento económico se mantendría firme hasta el 2019, cuando se vería una desaceleración en torno al 3,9% en Japón, Reino Unido y la UE. Pero reseñó que los mercados emergentes serían fuertemente golpeados por estas acciones, siendo países como China, Rusia, Sudáfrica, Brasil e India, los grandes afectados.

En Latinoamérica, Brasil y Argentina han sido dos de los países más golpeados por el fortalecimiento del dólar y la subida de los tipos de interés de EE UU, que ha causando una huida del dinero de los mercados más inseguros. @mundiario

La guerra comercial entre China y EE UU marca la reunión del G-20
Comentarios