Los grandes supermercados en Italia ofrecen descuentos a los pobres

super
Un cliente en un supermercado en Italia / AFP.
El Gobierno destinó 400 millones de euros para cupones de alimentos. "Debemos construir una cadena de solidaridad, nadie quedará solo", prometió el primer ministro Giuseppe Conte.
Los grandes supermercados en Italia ofrecen descuentos a los pobres

La economía de Italia está, más que en una situación de emergencia, en una situación de guerra. El contexto asoma elementos propios de una destrucción propiciada por los efectos bélicos en un sistema completamente destruido por la parálisis humana y social. 

Es por ello que varias grandes cadenas de supermercados en Italia decidieron este martes otorgar descuentos del 10% a los pobres, cuya situación se complica aún más por la epidemia de coronavirus. De esta forma, el sector privado y distribuidor de alimentos apuesta por atizar el consumo y mantenerlo activo en medio de una crisis que tiene a la población italiana en una espiral de desgaste socioeconómico como nunca antes en su historia. 

Esa reducción se aplica a las compras realizadas con vales de alimentos, que son distribuidos por los municipios entre las familias mas pobres y forma parte de una política de subsidios del Gobierno del primer ministro Giuseppe Conte con el objetivo de reanimar y controlar la demanda en proporción con la capacidad de suministro y abastecimiento de una economía que entrará en una fuerte recesión a finales de 2020 con un acumulado de -3%, que se empieza a sentir desde ya en el país transalpino. 

El sábado, el jefe de gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció el lanzamiento de estos bonos financiados por el Estado e invitó a las grandes cadenas de supermercados a dar descuento a quienes compren con los bonos. Esa política de subsidios es financiada con un paquete de 7.000 millones de euros inyectado en forma de estímulo por el Ejecutivo italiano a fin de contener una implosión en su economía y en su sociedad ante el rápido avance de la pandemia en esa nación, que se ya se ha cobrado más de 10.000 vidas y registra 50.000 casos de contagios.

El gobierno destinó 400 millones de euros para estos cupones de alimentos. "Debemos construir una cadena de solidaridad, nadie quedará solo", prometió Conte.

Según una estimación del principal sindicato agrícola italiano Coldiretti, la epidemia elevó en medio millón las personas que requieren ayuda alimenticia, que en 2019 fueron 2,7 millones, lo que eleva los índices de pobreza en Italia al menos en un 5% y aumenta la tasa de desempleo a un estimado de 8%.

"Con esta reducción las cooperativas Conad (una de las cadenas que participa en los descuentos) pretenden aportar una contribución concreta" a los esfuerzos destinados a ayudar a las familias empobrecidas, dijo en un comunicado. @mundiario

Los grandes supermercados en Italia ofrecen descuentos a los pobres
Comentarios