Las grandes ciudades compiten por convertirse en el hogar de la segunda sede de Amazon

Sede  de Amazon en Seattle.  SlashGear
Sede de Amazon en Seattle. / SlashGear

El gigante del comercio electrónico ha anunciado el proyecto de construcción de su segunda tienda en América del Norte, en la que aspira emplear alrededor de 50,000 trabajadores.

Las grandes ciudades compiten por convertirse en el hogar de la segunda sede de Amazon

Desde que Amazon anunciara el pasado jueves sus planes para abrir una segunda sede en América del Norte, las grandes ciudades de Estados Unidos han emprendido una carrera por hacerse con el privilegio de convertirse en el hogar de la nueva tienda del líder del comercio mundial.

Tras revelar su proyecto de expansión, Amazon, envió una invitación a las ciudades y a las organizaciones regionales de desarrollo económico norteamericanas, para que apuntaran sus propuestas a la firma en miras de que las oficinas del gigante las compras online lleguen hasta su territorio.

La sede principal de Amazon está en la ciudad de Seattle, donde Jeff Bezos inició su negocio en un pequeño garaje.

Según se ha podido conocer, tres grandes condados del sureste de Florida han sido los primeros en levantar la mano ante la posibilidad de ver crecer en sus tierras la segunda sede de Amazon: Miami Dade, Broward y Palm Beach. Lo propio ha hecho las ciudades de Chicago, Dallas, Tulsa, Denver, Baltimore, Boston, Columbus, Detroit, Filadelfia, Phoenix, Vancouver, Washington D.C., Pittsburgh e incluso Toronto (Canadá).

No resulta una sorpresa que todas estas localidades quieran albergar al líder del ecommerce, sobre todo si se toma en cuenta que el magnate Jeff Bezos, presidente de la firma, ha asegurado que invertirá en su nuevo emplazamiento 5,000 millones de dólares. Sin mencionar, por supuesto, el impulso que tener una tienda Amazon dentro de sus fronteras significaría para la economía de cualquier estado.

Sin embargo, los expertos señalan que, basándose en las exigencias de la compañía de Bezos de tener su segunda tienda en una ciudad importante, con buen transporte, una fuerte escolarización y una mano de obra con talento; las mejores opciones para la nueva sede serían: Atlanta, Pittsburgh, Toronto, Dallas, Austin, Boston, San José o Washington DC. Pero entre todas la mejor plantada sería Pittsburgh, por ser un importante campo de pruebas para la automovilismo y la robótica.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.

 

Las grandes ciudades compiten por convertirse en el hogar de la segunda sede de Amazon
Comentarios