Google y Uber se enfrentarán por un robo de información secreta

35353
Google y Uber. / Google y YouTube.

La demanda ha sido presentada por Alphabet, la matriz del buscador más utilizado, alegando el hurto de unos documentos que hacían referencia a una nueva tecnología de coches.

Google y Uber se enfrentarán por un robo de información secreta

Todo el lío tiene que ver con el desarrollo de una tecnología que mejorará el proceso de crear coches autónomos. Waymo, subsidiaria de Alphabet, es una compañía de coches recién creada que ha decido presentar la demanda en contra de Otto, que pertenece a Uber. Ambas empresas se encuentran desarrollando avances tecnológicos en el campo automotriz y el manejo autónomo de ellos, es decir, que no requieran de algún conductor para poder funcionar.

Waymo culpa a Otto de haber robado la tecnología de un sensor llamado LIDAR, que sería esencial para el desarrollo de los coches. Hay que retroceder un poco para comprender como empezó el problema, en 2016 Uber lanzó a su nueva anexión Otto, con unos 680 millones de dólares y de la mano de un ingeniero llamado Anthony Levandowski, quien anteriormente había trabajado en Google como uno de los creadores del programa para la conducción autónoma.

4354343

Coche de Waymo. / Waymo

Ahora bien, se cree que antes de abandonar a Google, el ingeniero robo unos 14.000 documentos que le pertenecían a Alphabet, en donde se detallaba aspectos técnicos del hardware usado por la compañía para desarrollar los nuevos coches, como la colocación del radar, placas del circuito y detalles de su forma de uso. Lo alucinante del asunto, es que Waymo se enteró del robo debido a un correo electrónico, al parecer uno de los proveedores de Uber envió un correo accidental a la compañía en donde habían copiado detalles sobre diagramas utilizados por Waymo para la modificación de las placas de LIDAR.

Esto ocasionaría el despertar de Waymo, quien decidió comenzar una investigación paralela para llegar al fondo de lo sucedido, dentro de ella han hallado material suficiente para poder interponer la demanda en contra de Uber.

Los resultados de la investigación especifica que un poco antes de la renuncia de Levandowski, este procedió a instalar un software especial en su portátil que le permitió tomar información confidencial que le pertenecía a Google, de la cual llegó a descargar hasta 9,7 millones de GB. Luego de terminar de descargar todo lo que necesitaba, formateo su computadora para borrar cualquier indicio que lo culpara y aparte guardó la información dentro de un disco duro externo.

35345353

Camión de Otto. / Uber

Así mismo, Waymo señala que el ingeniero no es el único, dentro de Uber hoy trabajan muchos desarrolladores que antes fueron parte de las filas de Google, estos también se encuentran dentro del punto de mira de la empresa, a quienes señalan, de igual forma, de haber descargado información de LIDAR, correspondiente a detalles de fabricación, órdenes de trabajo y listado de proveedores.

Waymo al parecer, cuenta con todas las pruebas necesarias para acusar a Otto del gran robo, en el que los últimos han estado utilizando una tecnología que fue patentada por Google, basada en los diseños que les fueron robados, con la demanda planean obtener una compensación económica que no se ha especificado e impedir que Uber continúe utilizando la tecnología robada. Por su parte, Uber no se ha pronunciado, pero puede haber dos posibilidades, la primera es que la compañía decida pelear y argumentar que la información si es de su autoría; la otra sería la más cordial, en la que llegarían a un acuerdo con Waymo para poder utilizar la tecnología de manera conjunta y no generar un mayor conflicto.

Google y Uber se enfrentarán por un robo de información secreta
Comentarios