Buscar
loading...

Google acepta cambiar sus políticas sobre acoso sexual tras las protestas

Finalmente, la poderosa empresa tecnológica ha dado el brazo a torcer y ha anunciado que habrá cambios importantes en la manera en que la compañía lidia los posibles casos de abuso sexual. Prometen más transparencia.

Google acepta cambiar sus políticas sobre acoso sexual tras las protestas
Google. / RRSS.
Google. / RRSS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, es cronista de la actualidad. @mundiario

Google dio el brazo a torcer. Finalmente, el gigante de Mountain View anunció este jueves, a través de una carta dirigida a sus trabajadores, que habrán cambios en la manera en que la compañía abarca los posibles casos de abuso sexual, luego de que en las últimas semanas miles de empleados organizaran una protesta masiva sobre tal cuestión.

El encargado de dar a conocer la noticia fue el mismo presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, quien explicó que, luego de haber escuchado cada historia que le contaron los empleados –con las cuales, asegura, se emocionaron–, los ejecutivos de la multinacional estadounidense vieron la "necesidad de hacer algunos cambios".

En concreto, lo que busca, ahora, Google es ser más transparente en lo que respecta a la gestión de posibles casos de acoso sexual en el trabajo, ofreciendo apoyo a las víctimas y "redoblando" sus esfuerzos por ser una empresa más representativa, respetuosa y equitativa. En líneas generales, los directivos centrarán los esfuerzos para que la compañía sea un entorno "más inclusivo para todo el mundo"

Adiós al arbitraje forzoso

La primera medida concreta anunciada por Google fue una petición directa a los organizadores de dichas protestas para de una vez por todas acabar con la práctica del arbitraje forzoso –donde cada una de las partes defiende su posición frente a un tercero– como método de resolución de conflictos en los casos de acoso sexual. De ahora en adelante, el mismo será "opcional".

La multinacional norteamericana también se ha comprometido a "actualizar y ampliar" el curso contra acoso sexual que deben realizar los empleados. Del mismo modo, Google ahondará en los detalles de la investigación sobre acoso sexual y los hará públicos, así como también permitirá que las víctimas estén acompañadas de una persona que les apoye en todo momento ofreciéndoles ayuda psicológica y profesional.

Sin duda, es una gran iniciativa por parte de Google, que fue acusada de encubrir a los altos cargos involucrados en los casos –concretamente el de Andy Rubin– y de indemnizarles con importes millonario, algo que aún no ha explicado. Asignatura pendiente para la poderosa empresa tecnológica. @mundiario