El Gobierno rebaja sus previsiones de paro hasta un 16.6% para este 2017

Cristóbal Montoro, titular de Hacienda. / Twitter
Cristóbal Montoro, titular de Hacienda. / Twitter

El Ejecutivo presentó los Presupuestos del Estado para el próximo ejercicio. Ahora, el proyecto debe pasar el arduo filtro del Congreso.

El Gobierno rebaja sus previsiones de paro hasta un 16.6% para este 2017

El proyecto de Presupuestos del Estado para este año ha sido aprobado formalmente por el Consejo de Ministros este mismo viernes 31 de marzo, aunque a largo plazo el mismo tiene complicada su aprobación general pues el Partido Popular no tiene a día de hoy los apoyos necesarios en el Congreso para superar el respectivo trámite. Las cuentas del Estado establecen un tope de gasto no financiero de unos 118.337 millones de euros, 5.000 millones que el del año pasado. Esa cifra ha sido el fundamento sobre el que se han asentado las últimas cuentas, en las que se incluyen el último gran ajuste presupuestario de la crisis.

El de este año es el major ajuste para las Adminstraciones Públicas en los últimos cinco años, e igualmente tendrán que rebajar sus números rojos en hasta 14.250 millones de euros. El proyecto manda reducir el déficit público del 4.33% del PIB que se reportó el año pasado al objetivo del 3.1%, ese establecido por la Unión Europea. Para alcanzarlo, Madrid ha propuesto un significativo aumento en la recaudación. Estima que la misma aumentará en un 7.9% llegando a los 200.963 millones de euros, que es el mayor de la historia. Este movimiento en los tributos se explica en el regreso de la inflación, que a su vez aporta fuerza al IVA y al IRPF.

El despacho de Economía, ocupado por Luis de Guindos, ha presentado un cuadro macroeconómico, es decir la guía que marcará el camino de las cuentas públicas, el cual respeta la previsión de crecimiento económico en un 2.5% con todo y que la mayoría de analistas y expertos la estimaron al alza, llegando probablemente a un 2.8% para el próximo ejercicio. Lo que sí ha modificado han sido en las proyecciones oficiales es la composición de ese crecimiento, pues el sector de exportacioens e importaciones gana terreno en relación al consumo interno.

De acuerdo a El País, la mayor novedad de este cuadro macroeconómico es la revisión a la baja de la tasa de paro. Los hombres de Mariano Rajoy esperan crear más empleos para este año, puntualmente hasta unos 506.000 nuevos puestos, a fin de que el porcentaje de desempleados se quede en un 17%. La Moncloa también presentó su estimación para el cierre de este ejercicio, un 16.6% que será un tanto más de diez puntos en relación al peor registro de la crisis, presentado en 2013. Así, este 2017 sería el primero en nueve años en que el número de parados se quede por debajo de los cuatro millones.

Hacienda también confirmó el aumento en un 1%  al sueldo de los funcionarios, algo que ya había trascendido el último miércoles en un anuncio de Cristóbal Montoro, encargado de la oficina, en una reunión con sindicatos. De igual forma, según la presentación de los integrantes del Consejo de Ministros, presenta un aumento de la tasa de reposición al 100%, pues se reemplazarán todas las bajas de funcionarios, para todos los servicios públicos esenciales, que son sanidad, educación y servicios sociales y fuerzas de seguridad, al igual que cualquier actividad de atención al público.

A la vez, el Ejecutivo ha dado su aprobación para un decreto que autorice la convocatoria de oposiciones de urgencia en el sector educativo, así como otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. La oferta pública de empleo tendrá consecuencias para 7.969 plazas, siendo la mayoría de éstas para la policía y la Guardia Civil.

En otro inciso, las pensiones aumentarán en un 0.25% con todo y el aumento de la inflación, la cual causa una pequeña pérdida de poder adquisitivo para los jubilados.

La inversión pública se reducirá al mínimo histórico en términos relativos. La Moncloa anticipa que la misma no llegará ni al 2.09% del Producto Interno Bruto. Los fondos para infraestructuras aumentarán en términos brutos, algo que las Administraciones Públicas han aprovechado para hacer sus ajustes presupuestarios.

El periodista Sérvulo González aclara que el gasto no financiero de los despachos del Ejecutivo subirá a los 54.764 millones de euros, la misma cantidad reportada en los gastos en el ejercicio pasado. Las transferencias a las comunidades autónomas y Ayuntamientos para sus cajas será de unos 133.055 millones de euros. Las comunidades tendrán a su disposición 5.387 millones más que los que gozaron en 2016.

Los presupuestos de este año también incluyen el acuerdo pactado con Ciudadanos para el soporte a la ley presupuestaria. Ese trato cuenta con un aumento del gasto social en 4.000 millones. El acuerdo también incluye 1.200 millones a proyectos para desempleados a largo plazo; 500 millones para inyectar en las pymes e inversión directa en la Red Cervera de innovación y transferencia tecnológica a las Universidad; 100 millones para combatir el fraude; 100 para la modernización de la justicia; 97 millones de apoyo al I+D+i; 50 para la adquisición de libros de texto y finalmente otros 30 para combatir el fracaso escolar, explica El País. En lo respectivo a materia social, se contará con 500 millones para patrocinar un complemento salarial para aquellos con los ingresos más bajos; 480 par ala tarifa plana de autónomos; 340 para combatir la pobreza infantil; y 235 para potenciar los permisos parentales, sigue el mismo medio. Por último, se aumenta en un 14% (casi 4.000 millones de euros) los fondos para luchar contra la violencia de género y en un 10% el de la dependencia (100 millones de euros, aproximadamente).

El Gobierno rebaja sus previsiones de paro hasta un 16.6% para este 2017
Comentarios