El Gobierno presenta una propuesta para adelantar la jubilación en trabajos de alto riesgo

Elma Saiz, ministra de Seguridad Social. / @SaizElma.
Elma Saiz, ministra de Seguridad Social. / @SaizElma.
El Ministerio de Seguridad Social presenta un primer borrador que contempla coeficientes reductores para facilitar la jubilación anticipada en trabajos peligrosos.
El Gobierno presenta una propuesta para adelantar la jubilación en trabajos de alto riesgo

El Gobierno ha elaborado un primer borrador a cargo del Ministerio de Seguridad Social, dirigido por Elma Saiz, que propone la posibilidad de adelantar la jubilación para aquellos trabajadores que desempeñen actividades con elevados índices de riesgo y mortalidad. El objetivo principal de este proyecto es establecer coeficientes reductores que permitan anticipar la edad de retiro en profesiones consideradas penosas, tóxicas, peligrosas o insalubres.

Para determinar qué actividades se incluirán en esta categoría, el ministerio ha definido tres índices: el primero se basa en el gasto total en bajas en relación con las bases de cotización; el segundo evalúa el número de bajas en comparación con los trabajadores expuestos al riesgo; y el tercero examina el número de fallecimientos en relación con el total de trabajadores en la actividad, multiplicado por mil. Las organizaciones sindicales apoyan los cálculos segundo y tercero, pero no el primero.

En aquellas profesiones donde no se acrediten altas tasas de morbilidad o mortalidad, se propone la creación de un grupo de trabajo compuesto por representantes de diferentes entidades para evaluar la posibilidad de adelantar la jubilación. Estas propuestas serán revisadas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado anualmente y su aplicación conllevará una cotización adicional a la Seguridad Social.

En un aspecto novedoso, el acceso a la solicitud de coeficientes reductores será facilitado a las organizaciones profesionales y sindicales, así como a las asociaciones profesionales más representativas de los autónomos, en un plazo de seis meses desde la aprobación de la norma. El Gobierno tiene un período de seis meses para resolver estas solicitudes.

Fuentes sindicales han expresado su preocupación por la posibilidad de desequilibrio de género en este proceso, ya que muchas de las actividades que podrían ser objeto de análisis están mayoritariamente ocupadas por mujeres.

En la actualidad, la ley de Seguridad Social permite el acceso a la jubilación anticipada sin penalizaciones para ocho colectivos, entre ellos mineros, personal de vuelo, ferroviarios, artistas, profesionales taurinos, bomberos, miembros de la Ertzaintza y policías locales.

Además, en la mesa de diálogo social, se trataron otros dos temas relacionados con la jubilación parcial y la colaboración de las mutuas en pruebas diagnósticas para trabajadores en baja por incapacidad temporal. La propuesta del Gobierno busca establecer convenios de colaboración entre comunidades autónomas, mutuas, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social y el Instituto Nacional de la Seguridad Social. La regulación de estos acuerdos incluirá la determinación de las patologías derivables y los porcentajes mínimos de derivación a las mutuas, aspectos que serán objeto de negociación en futuros encuentros. @mundiario

Comentarios