Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno deberá compensar 170 millones en reclamaciones por sus concesiones a Torra con TV3

Las exenciones se distribuirán en 90 millones de euros para RTVE y otros 80 millones de las autonómicas, entre las que se cuenta la corporación catalana de medios de comunicación (CCMA).
El Gobierno deberá compensar 170 millones en reclamaciones por sus concesiones a Torra con TV3
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (der.) y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (der.) y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Los compromisos fiscales del Gobierno están a la orden del día, y ahora más que nunca, las complacencias políticas de la administración de Pedro Sánchez al gobierno proindependentista de Quim Torra en Cataluña, comienzan, literalmente, a pasarle factura. Y es que en la Moncloa ven venir una ola de reclamaciones por parte de varias televisoras públicas tras la decisión del presidente del Ejecutivo de concederle a Torra la gerencia de TV3 con una deducción total del IVA (impuesto al valor agregado), lo que supone un alivio fiscal para el presupuesto de la Generalitat de Cataluña, pero una medida que las cadenas públicas miran con mucho recelo debido a la fuerte carga fiscal que genera esa alícuota en sus respectivas cuentas. 

Según informó este lunes la prensa local, esa medida abarca en torno a 170 millones de euros anuales, aproximadamente 90 de RTVE y otros 80 millones de las autonómicas, entre las que se cuenta la corporación catalana de medios de comunicación (CCMA). Esto implica que el Ejecutivo deberá saldar compensaciones por doble partida presupuestaria de casi 100 millones de euros a la televisión estatal, las cadenas de las comunidades autónomas y el conglomerado comunicacional catalán, lo que representa otro revés fiscal que podría abrir aun más la brecha del déficit español, por el cual ya ha sido reprendido el Gobierno desde Bruselas ante la urgencia de reducirlo de acuerdo con los estándares fiscales comunitarios.

La pasada semana tuvo lugar una reunión de los responsables financieros de Forta, la federación que aglutina a los canales de las comunidades autónomas, y este fue uno de los temas abordados. Para la gallega TVG, la deducción del IVA se cifra en una media de algo más de tres millones al año, cifra que podría ajustar de forma positiva el presupuesto de esa región con importantes cambios administrativos en su gestión provincial interna.

Mientras que para Telemadrid se aproxima a 3,5 millones anuales, mucho más abultado por la cantidad de ingresos que genera en publicidad una de las principales cadenas televisivas del país. Dentro de Forta hay una docena de grupos autonómicos, pero destaca por voluminoso TV3 (alrededor de un 45% de la docena de grupos), seguido por el andaluz, en el que está incluido Canal Sur.

"Estamos convencidos de que el IVA es plenamente deducible, y cuando lo hemos reclamado en casi la totalidad de los casos se nos ha dado la razón", explica Enrique Laucirica, secretario general de Forta. Esta declaración demuestra que la posición de las patronales comunicacionales autonómicas se basa en que si el Gobierno puede aplicar exenciones fiscales para Cataluña, también debe hacerlo por principio de uniformidad de políticas públicas a todo el resto de las comunidades autónomas, aunado al costo político que para Sánchez tendría no hacerlo. 

"Desde Forta hemos perseguido clara e insistentemente que queremos estabilidad normativa, claridad legislativa y seguridad jurídica para el conjunto de televisiones autonómicas y públicas", sentenció. 

Además, esa prerrogativa del Gobierno hacia los catalanes se debe a un acuerdo de concesiones para mantener la estabilidad política en esa región secesionista que Sánchez busca mantener y contener a como dé lugar para evitar otra implosión que haga tambalear su ya de por sí ingobernable coalición de izquierdas en el Ejecutivo. @mundiario