Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno busca “proteger la estabilidad financiera” tras la fusión de Caixabank

La estrategia del Ejecutivo se basa en evitar que esa unión empresarial implique un revés fiscal que obstruya el suministro de financiamiento que tanta rentabilidad le genera el sector bancario al país.
El Gobierno busca “proteger la estabilidad financiera” tras la fusión de Caixabank
La ministra de Economía de España, Nadia Calviño, compareciendo ante el Congreso de los Diputados / diariopublico.es
La ministra de Economía de España, Nadia Calviño, compareciendo ante el Congreso de los Diputados / diariopublico.es

En un país como España, donde el sector financiero ha sido vapuleado por el shock de la recesión derivada de la pandemia de coronavirus y que, al estallar la crisis sanitaria, se vio obligado a depender de las líneas de rescate del Estado por la caída del consumo y de las solicitudes de crédito de los clientes, ahora la prioridad es hacer que cualquier intento del sector por reinventarse no cause conmoción en la delicada economía del país, sumida en una contracción del -12% del producto interno bruto (PIB).

Y es que la vicepresidenta tercera del Ejecutivo y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles que el Gobierno se guiará por “la protección de la estabilidad del sector financiero y de los consumidores a la hora de valorar la posible fusión de CaixaBank y Bankia”.

Esto implica que podría aplicarse un mecanismo de contención sobre cualquier intento de la élite corporativa en esa fusión por hacerse con el total o el 90% de las acciones de un banco que reporta altos flujos de capitales en impuestos que el Gobierno necesita para financiar y apalancar su gasto público. 

En respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Mixto Mireia Vehí, Calviño ha recordado que “esta valoración se expresará a través del FROB, que controla casi un 62% de Bankia, y su dictamen responderá a la protección del interés general en España”.

Por lo tanto, la estrategia del Ejecutivo se basa en evitar que esa unión empresarial implique un revés fiscal que obstruya el suministro de financiamiento que tanta rentabilidad le genera el sector bancario al país para estimular su economía. @mundiario