Buscar

MUNDIARIO

La gestión contable: el pilar imprescindible de cualquier empresa

Todo nuevo emprendedor o empresa debe hacer frente a una actividad ineludible: la contabilidad. Aunque es una obligación y se puede subcontratar a un profesional, es importante conocer lo fundamental.

La gestión contable: el pilar imprescindible de cualquier empresa
Frente al ordenador. / Pixabay
Frente al ordenador. / Pixabay

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

El autor, ROB FERRY JR., escribe para el área de marcas de MUNDIARIO. @mundiario

Todo nuevo emprendedor o empresa debe hacer frente a una actividad ineludible: la contabilidad. Aunque es una obligación y se puede subcontratar a un profesional, es importante conocer lo fundamental para saber cómo funciona y las obligaciones legales que implica.

Algunas empresas pequeñas o autónomos prefieren llevar ellos mismos todo la gestión y con la ayuda de un software de contabilidad profesional para empresas. Y, si se tienen los conocimientos básicos, puede ser una solución muy práctica y económica. Eso sí, se precisa tiempo para realizar dichas tareas administrativas.

El proceso contable

Normalmente, el ejercicio económico de una empresa se establece dentro de un año natural y sirve para ordenar y llevar control de sus actividades. Además, después de cada ejercicio se deben registrar y presentar los libros de contabilidad como lo estipula la Agencia Tributaria. Así que se cumplen dos funciones al mismo tiempo. Por un lado, y la más importante, cumplir con la obligación legal. Y por otro, llevar un control de las finanzas de la empresa.

Obligaciones legales

La presentación de impuestos se realiza de forma trimestral y anual, pero cada tipo de empresa tiene que presentar diferentes modelos: IVA, IRPF, impuesto de sociedades, etc. Una vez dada de alta la empresa ya se debe tener conocimiento de cuáles hay que presentar. Y en estos casos es cuando un buen software de gestión puede ayudar mucho porque nos avisará de cuándo hay que presentarlos, además de facilitar los datos necesarios a incluir en los modelos.

Un buen consejo es llevar la contabilidad al día y no esperar al cierre del trimestre o del año. Porque, de lo contrario, se pueden cometer errores o incluso llegar fuera de plazo e incurrir en una sanción administrativa.

Análisis y mejora

Un buen control y registro de la contabilidad empresarial da la oportunidad de analizar cómo han ido las finanzas. Se pueden cotejar los datos obtenidos con los objetivos del negocio y ver si se han cumplido, qué se puede mejorar y qué se ha hecho bien.

Algunas actividades que están estrechamente relacionadas con la contabilidad son el control de facturas, los abonos, la previsión de stock y el control de almacén. Todo ello se suele gestionar mucho mejor a través de un software que sincronice todo en una base de datos informatizada.

En caso de usar un software de este tipo, es muy recomendable tenerlo actualizado a diario. De esa forma, cualquier gestión futura resultará mucho más fácil. Para ello hay que registrar todos los gastos tanto personales como financieros, sociales, etc. Por supuesto, también se deben actualizar los ingresos, tanto si se trata de un comercio con TPV como si se ofrecen servicios a particulares o empresas.

Todo ello se debe registrar de tal forma que permita a la persona responsable de la contabilidad realizar el trabajo de una forma fácil y, así, evitar problemas con las administraciones públicas como son Hacienda y la Seguridad Social (tratándose de una empresa ubicada en España).