El G-20 aprueba fijar un histórico impuesto global a las multinacionales

Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 en Venecia. / Twitter @g20org
Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G-20 en Venecia. / Twitter @g20org

El grupo de potencias da luz verde a la apuesta de la OCDE: fijar un impuesto mínimo de “al menos el 15%” a las grandes corporaciones. Irlanda, Hungría y Estonia y otros cinco Estados se oponen.

El G-20 aprueba fijar un histórico impuesto global a las multinacionales

El G-20 sienta las bases del proyecto para el impuesto global a las multinacionales. Los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales que integran el grupo de potencias han aprobado este sábado, en su reunión en Venecia, fijar un impuesto mínimo de sociedades de “al menos el 15%” a las grandes corporaciones con una facturación superior a los 750 millones de dólares (631 millones de euros).

Daniele Franco, ministro de Economía de Italia -país que ostenta la presidencia de turno del G-20-, ha confirmado en una rueda de prensa que el bloque de los países más poderosos del mundo ha dado su bendición al acuerdo firmado el pasado 1 de julio por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), cuyo objetivo principal es frenar la evasión de impuestos. 

“Es un acuerdo histórico porque por primera vez tenemos reglas para las grandes compañías en todo el mundo. Hoy 132 países de los 139 [involucrados en las negociaciones entre la OCDE y el G-20] están de acuerdo con el documento. Tenemos ocho países que lo han rechazado y tres de ellos son europeos. Cada uno puede decidir si está y lo acepta. Pero más del 90% del PIB del mundo está en el acuerdo y eso presionará al resto. Esperamos que el acuerdo a un nivel global cree condiciones para un acuerdo total también en la Unión Europea. Espero que los países que han decidido no unirse modifiquen su postura.”, ha resumido Franco, en referencia directa a Irlanda, Hungría y Estonia.

Las claves del acuerdo 

El acuerdo salió adelante en una sesión del club de los países más ricos la semana pasada, impulsado por Estados Unidos y tras años de negociaciones intensas. 130 países y jurisdicciones (90% del PIB mundial) firmaron a favor de establecer un impuesto mínimo de “al menos el 15%” sobre los ingresos de las grandes empresas y las plataformas digitales.

En concreto, el acuerdo tiene dos pilares: la redistribución de los beneficios de las empresas y el comentado tipo mínimo del impuesto de sociedades. El primer punto establece que si una multinacional tiene un margen de beneficio superior al 10%, también debe tributar donde vende. Así, el acuerdo también prevé gravar a las multinacionales en los países donde obtienen ganancias a través de negocios en línea, incluso si no tienen presencia física en dichos territorios. 

El régimen fiscal podría quedar cerrado con todos sus detalles en octubre (cuando se celebrará la cumbre del G-20 en Roma), con el objetivo que sea implementado a partir de 2023. “Ahora tenemos que trabajar para terminar de pulir los detalles antes de la reunión de octubre para que podamos definitivamente aportar justicia al sistema de impuestos global y asegurar un buen acuerdo para los contribuyentes británicos”, ha afirmado el ministro de Economía del Reino Unido, Rishi Sunak.

De acuerdo con la OCDE, la medida generaría 150.000 millones de dólares de recaudación adicional. Un estudio del organismo con sede en París expone que la elusión fiscal de las grandes empresas merma, cada año, en unos 200.000 millones a los ingresos públicos de los Estados.

Nadia Calviño aplaude el acuerdo

“Este es un acuerdo sin precedentes para tratar de establecer un sistema más justo y sólido a nivel global, adaptado al siglo XXI”, ha valorado la ministra española de Economía, Nadia Calviño, antes de advertir que este paso “no es el final del camino, es el principio de un proceso en el que debemos seguir trabajando a nivel global y europeo”. @mundiario 


 

El G-20 aprueba fijar un histórico impuesto global a las multinacionales
Comentarios