Buscar

MUNDIARIO

Francia pide a los países de la UE y votar el viernes al nuevo jefe del FMI

Bruno Le Maire considera que no se puede perder más tiempo en debates y discusiones y el cónclave deberá nombrar a alguien sí o sí esta semana.
Francia pide a los países de la UE y votar el viernes al nuevo jefe del FMI
Sede del Fondo Monetario Internacional.
Sede del Fondo Monetario Internacional.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La Unión Europea deliberará y votará este viernes al nuevo jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI). La elección, eso sí, se antoja complicada pues ninguno de los aspirantes termina de convencer a los responsables de elegir a quien sustituirá a Christine Lagarde, quien tomará el Banco Central Europeo (BCE) en otoño. La situación empezaba a ser inquietante y por eso Francia ha salido al paso para exigirle a la UE que cierre todo y nombre a alguien este mismo viernes.

Los 28 Estados de la UE esperan a que alguno de los candidatos de un paso al costado a fin de quitarle un poco de hierro a la balanza, que está a día de hoy bastante pareja. Los ministros de Finanzas de todos los países del club continental serán los responsables de votar y podrían hacerlo más de una vez hasta que den con un ganador. Ganará quien obtenga 16 de los 28 votos en este cónclave.

El País cita a fuentes en el Ministerio de Economía de Francia para explicar que las conversaciones que el suyo, Bruno Le Maire, ha sostenido con el alemán, Olaf Scholz, se han cerrado sin ninguna conclusión que invite al optimismo. Así, Le Maire considera que la única forma de arreglar y terminar con todo es llamar a los demás países a votar. La manita de candidatos son los siguientes, según el mismo diario: la ministra española de Economía en funciones, Nadia Calviño; el titular de Finanzas portugués y jefe del Eurogrupo, Mário Centeno; su antecesor y exministro holandés Jeroen Dijsselbloem; el gobernador del Banco de Finlandia y excomisario europeo Olli Rehn, y la actual consejera delegada del Banco Mundial, Kristalina Georgieva. Queda pendiente si se une un aspirante británico a última hora, aunque el colegio electoral no está para nuevas caras.

Elección apretada

El club de los 28 lleva ya semanas discutiendo y deliberando sobre cuál será su decisión final, por lo que a estas alturas no se puede hablar sobre un favorito definido. La cuestión gira en torno a un tema geográfico. Calviño y Centeno representan al Sur del continente y el portugués es amparado por su país e Italia; Rehn cuenta con la bendición de los países Bálticos y del Norte; Dijsselbloem lleva el apoyo de Alemania, Holanda, Bélgica y Luxemburgo, es decir cada uno tiene el visto bueno de quienes viven en sus respectivos vecindarios. No hay favoritos pero tampoco frentes abiertos más allá del que tiene el extrovertido Dijsselbloem, quien hace un tiempo acusó a los países del Sur de Europa en gastarse todo el dinero que el Eurogrupo les provee en "alcohol y mujeres" para luego "pedir ayuda".

Georgieva cuenta con Francia como su principal bala de cañón, junto con Bulgaria, de donde es oriunda. No obstante, cumplirá 66 años el 13 de agosto y quien sea que presida el Fondo no puede exceder los 65 al momento de tomar posesión.

Luego de haber renovado la cúpula de las tres grandes instituciones que componen la UE y del Banco Central Europeo, la elección del nuevo jefe o jefa del FMI es la última votación pendiente para clausurar un verano agitado. Eso sí, que un europeo dirija el Fondo es una tradición no escrita, por lo que tampoco quiere decir que quien gane la votación tiene garantizado sentarse en el gran despacho de Washington. México e India preparan estrategias para poner a alguno de los suyos en este puesto. @mundiario