El Fondo de Recuperación, del que España espera obtener 140.000 millones de euros, queda bloqueado por Hungría y Polonia

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco; Viktor Orbán, primer ministro húngaro; y Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea. / European Union, 2020
Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco; Viktor Orbán, primer ministro húngaro; y Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea. / European Union, 2020
Los gobiernos de Hungría y Polonia han bloqueado la puesta en marcha del fondo de recuperación por la vinculación de estas ayudas con el respeto del Estado de derecho, un movimiento que retrasará aún más la llegada de este dinero a los socios europeos.
El Fondo de Recuperación, del que España espera obtener 140.000 millones de euros, queda bloqueado por Hungría y Polonia

Budapest y Varsovia se niegan a ratificar el Presupuesto de la UE para los próximos siete años, que fue pactado la semana pasada por los 27. Y lo hacen tras amenazar en multitud de ocasiones con bloquear el acuerdo si no se retira una cláusula introducida por la presidencia alemana de turno de la UE para vincular el desembolso de los fondos con el respeto al Estado de derecho.

Cuando el Parlamento Europeo revisó el proyecto presentado por Ursula von der Leyen, actual presidenta de la Comisión Europea, para arbitrar un fondo de recuperación, sus líderes populares, socialista y liberales añadieron por iniciativa propia una cláusula: el cumplimiento estricto del Estado de derecho.

El portavoz del gobierno de Hungría confirmó que Budapest votaría en contra del paquete. Al veto húngaro se ha unido Polonia por idéntico motivo. Polonia y Hungría son dos países que están sometidos al escrutinio de las instituciones europeas, debido precisamente a la polémica actitud de sus gobiernos, ambos nacionalistas, respecto a los principios democráticos. "Hungría ha vetado el presupuesto, como advirtió el primer ministro Orban, porque no podemos apoyar el plan en su forma actual", ha dicho, para después añadir que es "contrario" a lo acordado por los líderes europeos en julio.

Para Michal Dworczysk, jefe de gabinete del preisdente polaco Mateusz Moraviecky la condicionalidad del respeto al estado de derecho para acceder a los fondos "es un intento por crear un mecanismo político a través del cual algunos países de la UE podrían intentar presionarnos, algo que no aceptaremos".

Para evitar una gravísima crisis institucional, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y el del Consejo Charles Michel, así como la canciller alemana Angela Merkel, que ejerce la presidencia rotativa este semestre, ya han iniciado contactos informales para evitar esa crisis. Y es que, sin el llamado Fondo Financiero Plurianual (FFP) no hay instrumento legal para nuevos Fondos Propios que permita emitir la nueva deuda mutualizada de la UE. Y eso significa que los 750.000 millones, de los que 140.000 iban a ser para España en los próximos seis años, no existen. @mundiario

El Fondo de Recuperación, del que España espera obtener 140.000 millones de euros, queda bloqueado por Hungría y Polonia
Comentarios