Buscar

MUNDIARIO

El FMI sugiere a Argentina una "solución ordenada" de su deuda externa

La directora del organismo multilateral de crédito elogió el compromiso para "aumentar la colaboración y avanzar hacia un plan apoyado por el Fondo".
El FMI sugiere a Argentina una "solución ordenada" de su deuda externa
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, y la directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Gueorguieva.
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, y la directora gerente del FMI, la búlgara Kristalina Gueorguieva.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

La deuda argentina sigue y seguirá siendo una de las principales prioridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) a lo largo de este año. Es por ello que aunque Argentina no cuente todavía con los capitales necesarios para comenzar a desembolsar pagos progresivos de intereses antes de que se genere el default total de una deuda (con el FMI) que hasta ahora tiene un default parcial, el organismo ayuda al país austral a negociar con los acreedores, y además, está en proceso de lograr que los portadores de capital privado acepten una quita parcial o total del compromiso de la nación. 

Y es que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, conversó el pasado sábado con el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, en Riad (Arabia Saudita) sobre los planes del gobierno de Alberto Fernández para encontrar una solución ordenada al problema de la deuda.

Esta es la primera sugerencia que el FMI le hace a Argentina desde que anunció que negociará con los acreedores para que exoneren una porción del monto total en capital e intereses, que ya supera los 300.000 millones de dólares. 

"El ministro Guzmán y yo tuvimos un fructífero intercambio de puntos de vista sobre los desafíos del país y el camino para asegurar un crecimiento más sostenible e inclusivo en Argentina", indicó Georgieva, según un comunicado difundido por el FMI.

Georgieva, que se entrevistó con Guzmán la capital saudí, y donde ambos participaron en la reunión de ministros de Economía y gobernadores de bancos centrales del G20 (las 20 naciones más ricas y prósperas del planeta), destacó los esfuerzos del gobierno de Alberto Fernández para "estabilizar la economía y reducir la pobreza".

De esta forma, el FMI muestra por primera vez una alineación ideológica y discursiva con el modelo político del peronismo argentino, es decir, la izquierda argentina, que durante años ha sido criticada por el organismo multilateral, pero a cuyo gobierno ahora le tiene la mano para que el país pueda pagar su deuda, dentro de la cual se incluyen los 57.000 millones de dólares que el expresidente Mauricio Macri le solicitó al FMI con la promesa de pagarlos y después se declaró en incapacidad de saldar ese préstamo tras perder el control absoluto de una crisis económica que se le salió de las manos, lo cual aceleró su salida del poder por la vía electoral. 

"También conversamos de los planes de las autoridades para asegurar una resolución sostenible y ordenada de la situación de la deuda de Argentina", afirmó.

La directora del mecanismo multilateral de crédito también elogió el compromiso para aumentar la colaboración y avanzar hacia un plan apoyado por el Fondo. Esto implica que el FMI podría ejecutar un programa de recuperación macroeconómica en un país que registra la segunda tasa de inflación más alta del mundo (32% detrás de Venezuela) y una de las deudas externas más grandes de la historia moderna. 

"Como he dicho desde el primer momento, nuestro compromiso y foco está con Argentina y su pueblo. Queremos ver la economía argentina recuperarse de manera duradera, la pobreza reducida y los argentinos prósperos", dijo.

Según la Secretaría de Finanzas argentina, a finales de diciembre la deuda bruta de Argentina ascendía a 323.177 millones de dólares, de los que unos 194.000 millones corresponden a deuda en títulos públicos a medio y largo plazo. @mundiario