Buscar

MUNDIARIO

El FMI advierte de que la economía mundial crecerá a un ritmo de solo un 3%

Kristalina Georgieva se estrena como directora del fondo con la previsión más gris desde la Gran Recesión, principalmente provocada por el proteccionismo estadounidense.
El FMI advierte de que la economía mundial crecerá a un ritmo de solo un 3%
Fachada de la sede del FMI. / Twitter.
Fachada de la sede del FMI. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Donald Trump y sus políticas proteccionistas han expandido sus efectos negativos a la economía global. Si bien es cierto cabe resaltar que bajo aviso no hay traidor, pues el presidente estadounidense advirtió en el Foro de Davos de 2018 de que su país "nunca volverá a hacer la vista gorda ante las prácticas económicas injustas”, la economía mundial se ha resentido en gran manera. Tanto así, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado que la ralentización económica mundial continuará para lo que queda de este año y el crecimiento económico global será del 3%, que es el más bajo desde la Gran Recesión de hace una década.

Así se ha estrenado Kristalina Georgieva al frente del FMI. La experimentada polítiac búlgara tuvo que dar una pésima noticia en su primera comparecencia como directora del organismo internacional. "El crecimiento apagado es consecuencia de las crecientes barreras al comercio, de la elevada incertidumbre que rodea al comercio y a la geopolítica; de tensiones en varias economías emergentes y de factores estructurales como el bajo crecimiento de la productividad y el rápido envejecimiento de los países desarrollados", reza el prólogo del informe que presentó este mismo martes en Washington D.C.

Como sea, el texto no debería sorprender a quienes siguen de cerca los informes económicos de organismos multilaterales y gabinetes de estudios, advierte El País. Puede que sean sucesos nocivos pero se han vuelto tan comunes que las amenazas están empezando a convertirse en realidad para todo el mundo. De esta forma, los vaticinios que lanza el fondo son mucho más pesimistas que los de julio en todos los países y áreas económicas a los que el estudio abarcó.

La eurozona y Japón son probablemente las dos grandes banderas rojas porque su crecimiento se ha estancado o se ha quedado por debajo de lo esperado. En el caso de España, si bien su crecimiento será de apenas un 2,2% para este 2019 y 1,8% para 2020, cuando menos supera la media europea. El análisis del FMI para la economía española es más optimista que el del mismo Gobierno puesto que no tienen en cuenta la actualización de la serie estadística que hizo el INE y que dejó claro que la ralentización es mucho más aguda de lo que se esperaba al inicio.

Estados Unidos tampoco huye a los pésimos pronósticos. El fondo ha rebajado en dos décimas su previsión de crecimiento para este año en relación a lo que había estimado apenas en julio, quedando entonces en el 2,4% 2019 y 2,1% para el siguiente, unas tasas que puede que sean respetables pero no dejan de ser un recorte. "Con las incertidumbres que rodean a muchos países y el enfriamiento previsto en China y EE UU y los importantes riesgos a la baja, es muy posible que se materialice un ritmo de crecimiento global aún más apagado", prosigue el informe.

Pero lo que más teme el fondo no es en sí que la economía en general hoy por hoy está mal, sino que urge tomar medidas para que la situación no se salga de control y no se adivina en el horizonte alguien que pueda tomar al toro por los cuernos. "Para prevenir un resultado así, habría que enfocar las políticas decididamente a evitar tensiones comerciales y a reforzar la cooperación multilateral”, prosigue el texto. De esta forma, las previsiones podrían seguir a la baja todavía más con el pleito entre Estados Unidos con China y Europa, o incluso si el Brexit se realiza sin ningún tipo de acuerdo. Debido a eso, los analistas del fondo han dado su bendición a los avances en ambos campos que se produjeron el fin de semana recién pasado. Como sea, tampoco es para hacer fiesta pues en tiempos de tanta inestabilidad, todo puede cambiar de la noche a la mañana.

Otra de las grandes preocupaciones del equipo de Georgieva es el retroceso que el sector industrial ha sufrido en diversas partes del globo. El bajón se debe a tres grandes factores: una más que notable caída en la producción y venta de vehículos, baja confianza empresarial a raíz de los conflictos comerciales y tecnológicos entre Washington D.C. y Pekín; y un retroceso en la demanda china, la cual llega a raíz de los esfuerzos de las autoridades por recortar la deuda y es catapultada por la subida generalizada de aranceles.

Al pronunciar su famoso discurso en Davos, Trump justificaba que su política de Estados Unidos primero era un llamado a sus homólogos mundiales para imitarlo. "América primero no significa América solo. Cuando la economía de América crece, crece todo el mundo". Totalmente equivocado. Sus zancadillas al comercio internacional acarrean al mundo al fondo del mar. @mundiario