Buscar
SEMrush

El FMI eleva la previsión de crecimiento de este año para España

El Fondo otorga a España la mayor revisión al alza entre las grandes economías avanzadas pero advierte del elevado peso de la deuda pública y la dualidad del mercado laboral

El FMI eleva la previsión de crecimiento de este año para España
Fachada de la sede del FMI. / Twitter.
Fachada de la sede del FMI. / Twitter.

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

La autora, TATIANA FERRÍN, es hispano-venezolana y tiene más de 10 años de experiencia en medios digitales. Trabajó en diarios de Caracas (Venezuela) y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición GALICIA y el área de Política. @mundiario

El Fondo Monetario Internacional elevó la previsión de crecimiento de este año para España en cuatro décimas, desde el 2,4 % que había calculado el pasado enero al 2,8 % que estima ahora. La revisión coloca a la española entre las economías avanzadas más dinámicas del panorama mundial —con un pronóstico de alza del PIB superior al de Alemania o Francia—, después de unos meses de incertidumbre por la crisis política catalana. Tal como señala El País, este riesgo no se ha desvanecido en el horizonte, pero sí ha dejado de sacudir la actividad en el corto plazo.

La revisión de cuatro décimas que consigue España es la mayor que el FMI otorga a una gran economía avanzada en sus previsiones de abril (a Alemania, Francia, Italia o Estados Unidos les mejora dos décimas y a Reino Unido, una). Sin embargo, pese a la mejor perspectiva, el FMI alerta de varios desequilibrios a los que se enfrenta España: el peso de la deuda pública, el freno de la inversión extranjera en ella y el endémico problema de la temporalidad en el empleo.

Las nuevas previsiones económicas se dieron a conocer este martes en el arranque las jornadas de primavera del FMI, que hace tiempo que no tiene a España como farolillo rojo, sino como una de las economías más pujantes de Europa. Los peros emergen cuando, en lugar de poner el foco en la revisión de los últimos tres meses, se observan las tendencias de futuro: el crecimiento se va frenando de forma muy notable, al pasar de una expansión del 3,1 % en 2017, a una del 2,8 % en 2018, hasta la del 2,2 % en 2019. Y esta ralentización llegará cuando la enorme bolsa de paro no se ha reducido lo suficiente —la tasa de paro supera el 16 %, el doble que en la media del euro—, la deuda pública se sitúa aún en el 98 % del producto interior bruto (PIB) y los precios de la vivienda empiezan a evocar terribles recuerdos de la burbuja crediticia. @mundiario