Buscar

MUNDIARIO

El FMI y Banco Mundial piden la suspensión de los pagos de deuda de los países pobres

El pedido apunta a países que califican para ayuda del "IDA" (AIF en español), un fondo destinado a la población mundial en extrema pobreza.
El FMI y Banco Mundial piden la suspensión de los pagos de deuda de los países pobres
Emblema del FMI en su sede en Washington (EE UU) / sputniknews.com
Emblema del FMI en su sede en Washington (EE UU) / sputniknews.com

Los servicios de deuda externa en todo el mundo están también prácticamente paralizados por la pandemia de coronavirus. Las naciones más poderosas del planeta se han endeudado, incluso antes de esta crisis, al límite de sus capacidades y de sus productos internos brutos (PIB) con saldos de hasta 150% de los valores netos de sus economías, tales como: EE UU, China, Rusia, Alemania, etc. Pero los países más afectados por el colapso latente de la burbuja mundial de la deuda son los más pobres, que en medio de esta crisis sanitaria, deben endeudarse para expandir sus presupuestos destinados a la atención de la contingencia del virus muy por encima de los márgenes de equilibrio de sus sistemas fiscales.

Es por ello que las dos instituciones financieras que controlan los flujos de capital multilateral más voluminosos del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, pidieron este miércoles a los acreedores bilaterales de los países más pobres que "congelen el reembolso de deudas" para que puedan liberar dinero para combatir la pandemia de coronavirus.

Esta solicitud implica que los acreedores, ya sean tenedores de bonos de deuda pública de esos países de PIBs bajos o modestos, así como otros Estados financistas, deberían congelar los pagos de capital e intereses para evitar que se forme una burbuja financiera que haga colapsar los déficits de esas naciones y se origine una espiral en cadena de default progresivo que termine por afectar las carteras crediticias de los países prestamistas. 

"El Banco Mundial y el FMI creen que es imperativo en este momento dar un sentido global de alivio a los países en desarrollo así como una fuerte señal a los mercados financieros", indicaron en un comunicado conjunto emitido hoy. 

Ese sentido global de alivio implica que, en lugar de mantener abiertos los mecanismos de reembolso de deuda, los países acreedores, en conjunto con la ONU y el FMI, podrían crear fondos especiales de emergencia para liberar recursos destinados a la creación de un programa mundial de atención sanitaria por la contingencia de la pandemia de Covid-19 en las regiones con las condiciones de vida más precarias del planeta, tales como: África, América del Sur, los Estados del Pacífico y las naciones ubicadas en la zona bélica del Medio Oriente (Siria, Irak, Libia y Afganistán).

El pedido apunta a países que califican para ayuda del "IDA" (AIF en español), un fondo destinado a la población mundial en extrema pobreza. De esta forma, los índices de pobreza global podrían mitigarse o congelar su incremento mediante la financiación de emergencia con desembolsos progresivos y permanentes de alivio fiscal, financiero y social. 

"La crisis del coronavirus podría tener consecuencias económicas y sociales severas para los países (del grupo) AIF, que albergan a un cuarto de la población mundial y dos tercios de la población mundial que vive en extrema pobreza", señaló el FMI. @mundiario