Buscar

MUNDIARIO

El FMI anuncia su voluntad de invertir un billón de dólares contra el coronavirus

El organismo con sede en Washington ya había dejado claro que el coronavirus "no es ya solo una amenaza para la salud, sino un golpe fenomenal para la economía mundial".
El FMI anuncia su voluntad de invertir un billón de dólares contra el coronavirus
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva / www.rispannoticias.com
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva / www.rispannoticias.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El mayor organismo tenedor de una buena parte del capital financiero que circula en el mundo saca su arsenal más pesado y se juega todas las cartas que tiene sobre la mesa para evitar que la inminente recesión económica global por la crisis del coronavirus lo obligue a recluir en la sala de emergencias a las economías más importantes y grandes del planeta. Es por ello que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado este lunes que está preparado para movilizar toda su capacidad de préstamo, un billón de dólares (unos 890.000 millones de euros), para ayudar a los países a encarar “el impacto económico y humanitario” del coronavirus, indicó hoy la directora gerente del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva.

"Como primera línea de defensa, el Fondo puede desplegar sus herramientas de desembolso flexible y rápido para ayudar a los países con urgentes necesidades de balanza de pagos", escribió Georgieva en el blog oficial del FMI.

Esta declaración implica que el ente multilateral podría liberar un fondo de emergencia proveniente de las carteras de estabilización macroeconómica que el FMI ha acumulado y gestionado a través de los derechos especiales de giro que cada país adscrito al organismo tiene en casos de contingencia y emergencias de cualquier índole.

La jefa del FMI cree, además, que el argumento para "un estímulo fiscal global coordinado y sincronizado es cada hora más fuerte, más allá de las positivas medidas individuales". Es decir, el organismo tiene previsto implementar una política de estabilización fiscal mancomunada de alcance internacional, por supuesto, con las características financieras de cada Estado, lo que supondría una eventual línea de crédito en primer lugar para las economías de primer orden mundial con tasas flexibles y condiciones de pago que podrían hacer retornar el capital una vez que la economía mundial y los flujos financieros globales se recuperen del duro golpe de esta pandemia.

El organismo con sede en Washington ya había dejado claro que el coronavirus no es ya solo una amenaza para la salud, sino un golpe fenomenal para la economía mundial. "Esta crisis sanitaria va a tener importantes efectos económicos colaterales que se reflejan en shocks de demanda y oferta distintos de crisis pasadas”, escribió la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, el pasado 9 de marzo.

Por lo tanto, la expansión de la pandemia podría saturar los niveles de demanda de los países periféricos a los centros financieros globales, lo que obligaría a acelerar la exportación de capitales hacia las regiones más inestables y volátiles económicamente del planeta: América y Asia. @mundiario