Buscar

MUNDIARIO

Si finalmente se lanza LIBRA al mercado ¿podrá Facebook con los Estados soberanos?

No hay que olvidar que sería una moneda en manos de un único actor no gubernamental con casi 2.500 millones de usuarios mensuales, los que serían posibles usuarios de LIBRA en el mundo. ¡Impresionante!

Si finalmente se lanza LIBRA al mercado ¿podrá Facebook con los Estados soberanos?
Logotipo de Facebook. / Mundiario
Logotipo de Facebook. / Mundiario

Firma

Francisco J. Martín

Francisco J. Martín

El autor, FRANCISCO J. MARTÍN, colaborador de MUNDIARIO, es licenciado en Ciencias Económicas y máster en Dirección Financiera y Bancaria. Su vida profesional ha estado siempre vinculada al mundo de las entidades financieras. Mantiene el blog Lomejorestaalcaer.wordpress.com y ha colaborado con otros autores en varios libros de relatos: “Calle 13” (2017), “Delicius: recetas y cuentos” (2017) y “Seres extremos” (2018). Ha publicado los libros “La Economía del Futuro” (2018), “Un viaje inolvidable” (2018) y “10 Claves para buscar con éxito en Internet” (2019). @mundiario

Este es el tercer artículo que dedico a LIBRA, la criptomoneda que Facebook piensa lanzar en 2020. Les invito a leer, o releer, los dos anteriores: “LIBRA: la criptomoneda de Facebook” y “LIBRA: suma y sigue…” publicados en mi blog, para tener el marco de referencia sobre lo que viene a continuación. La creación y puesta en marcha de LIBRA no deja de levantar suspicacias y provocar decisiones oficiales, veamos:

Según diversos medios, a las reticencias anteriores del Gobierno americano se ha sumado el Gobierno francés declarando su intención de parar el desarrollo de esta criptomoneda en la Unión Europea aduciendo que amenazaría la soberanía monetaria de los Estados, pudiendo provocar grandes desordenes financieros en caso de cualquier fallo en la gestión de sus reservas. En su opinión, Facebook no reúne los requisitos mínimos para su puesta en marcha y no ve con buenos ojos que cualquier compañía privada tenga la posibilidad de crear una moneda equivalente a las monedas soberanas.

La Unión Europea ha comenzado una investigación por posible potencial comportamiento anticompetitivo de Calibra (Consorcio creador de LIBRA) en el mercado ante la posibilidad de que pudiese expulsar del mismo a sus competidores en sistemas de pago. Esta mala acogida de los Gobiernos americano, de la Unión Europea, y también de la banca en general, ha podido favorecer el hecho de que se hayan retirado varias compañías de peso, miembros cofundadores del proyecto LIBRA: MasterCard, Visa, PayPal, Stripe, y eBay.

Con esta situación, el presidente de Facebook, que compareció en octubre pasado ante el Congreso de los Estados Unidos, ha manifestado que no lanzará su criptomoneda si no es aprobada por el gobierno, pero también ha defendido la necesidad de hacerlo ante los rápidos movimientos que China está haciendo en este terreno.

LIBRAFB 730x309

Tal y como están las cosas, el lanzamiento de esta criptomoneda por parte de Facebook, suponiendo que finalmente se autorizara, supondría un gran problema de credibilidad por la desconfianza ya generada por esta marca en cuanto al tratamiento de los datos personales de sus usuarios, además de una gran incertidumbre financiera, antes que un reforzamiento de la posición norteamericana en este ámbito.

Aunque en ambos casos (China y Facebook-EE UU) hablamos de criptomonedas, hay que tener en cuenta que no son monedas comparables: China tiene en marcha un proyecto para el lanzamiento de una criptomoneda (desde el propio gobierno) con una fuerte centralización, control estatal, y con un sistema de reparto entre los ciudadanos que impida que se produzcan grandes desigualdades entre ellos (por ejemplo, en el caso de los Bitcoins, sólo unas mil personas poseen en torno al 40% del total de los Bitcoins en circulación, lo que posibilita fuertes movimientos de la cotización en función de sus intereses), y que permita un uso masivo de su criptomoneda de forma generalizada en las transacciones de pago. Como ven, ante una misma denominación (criptomoneda) se esconden características y planteamientos totalmente diferentes.

Creo que en el fondo se suscita una gran cuestión: ¿es permisible concentrar tanto poder fuera del control de los Estados soberanos y sus gobiernos? Parece que esta novela tendrá más entregas, permítanme el símil, y que tendremos que seguir atentos a lo que vaya sucediendo en el nuevo año. @mundiario