La filial del Banco Santander en EE UU reconoce un deterioro de 1.800 millones de dólares

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. / EP
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. / EP

Santander Consumer Holding USA se enfrenta a una investigación solicitada por hasta seis bufetes de abogados para saber se han violado las normas del mercado de valores.

La filial del Banco Santander en EE UU reconoce un deterioro de 1.800 millones de dólares

La filial del Banco Santander en EE UU, Santander Consumer Holding USA, se enfrenta a una investigación por un nuevo retraso en la presentación del informe anual del banco en EE UU y el desplome de la cotización.

Según informa Agustín Marco en El Confidencial, las firmas Khang & Khang, Goldberg Law, Pomerantz Law, Bronstein, Gewirtz & Grossman, GPM y Rosen Law han anunciado el inicio de una investigación para saber si Santander Consumer Holding USA o sus directivos han violado las normas de los mercados de valores estadounidenses (Securities Exchange Act) al no presentar en la fecha legal el informe sobre sus cuentas de 2015.

La filial americana de Banco Santander debía haber enviado a la Securities Exchange Commission (SEC), la CNMV estadounidense, el citado documento el pasado 29 de febrero. Pero la subsidiaria informó ese día que no le era posible porque estaba siendo investigada por el propio organismo regulador.  Santander Consumer Holding USA solicitó 15 días más para atender la reclamación de la SEC, pero el banco tampoco pudo cumplimentar la petición de la SEC este pasado miércoles 15 de marzo. Al conocerse el nuevo retraso, la cotización de SCUSA, la filial estadounidense cotizada, se hundió más de un 7% hasta tocar su mínimo histórico. La acción ya había perdido cerca de un 15% en los días anteriores ante la filtración de que el conflicto contable aún no estaba resuelto.

Santander Consumer Hodling también tiene problemas con la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés), el banco central estadounidense, que lo tiene bajo vigilancia desde hace ya dos años. La institución está siendo supervisada con celo por la Fed al detectar malas prácticas de gobierno corporativo y deficencias de capital. El grupo español ha tomado medidas drásticas para solventar estos problemas, como la renovacion de toda la cúpula directiva, informan desde El Confidencial.

La filial del Banco Santander en EE UU reconoce un deterioro de 1.800 millones de dólares
Comentarios