¿El no fichaje de Mbappé tiene consecuencias negativas para los españoles?

Kylian Mbappé, con la camiseta del PSG. /  fichajes.com
Kylian Mbappé, con la camiseta del PSG. / fichajes.com
El culebrón del mercado de fichajes finalizó ante de tiempo, y el Real Madrid se quedó sin el estelar futbolista francés.
¿El no fichaje de Mbappé tiene consecuencias negativas para los españoles?

El Real Madrid no pudo convencer a Kylian Mbappé de liderar su proyecto deportivo de cara a los próximos años. La renovación del delantero para continuar con el PSG, seguramente tendrá consecuencias más allá del plano meramente deportivo. 

Lo primero y principal será el impacto mediático para la industria turística en Madrid. Es ampliamente conocido que el Santiago Bernabéu por sí solo es un centro de atracción para los visitantes nacionales y extranjeros que visitan la capital española. El museo, la sala de trofeos, el paseo por las instalaciones deportivas generan ingresos para el club y también para los locales que se encuentran alrededor del coso de La Castellana. 

De acuerdo a ABC, los datos oficiales del INE, los visitantes galos son los más habituales en Madrid en materia de pernoctaciones. A principios de 2022, la consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Marta Rivera de la Cruz informó sobre las cifras de la llegada de turistas extranjeros a la capital, que se situaba en la recuperación del 56 % y de las pernoctaciones  que se alcanzaban antes de la pandemia en 2019. 

Rivera aseguró que en este último apartado otros países superaban ese porcentaje, y particularmente habló de Estados Unidos (62 %), Alemania (71 %), Portugal (81 %) y un sorpresivo 109 % de Francia. La razón es que restricciones en el vecino francoparlante son más duras que en España y que eso principalmente es lo que "atrae visitantes franceses, deseosos de hacer una escapada cercana". 

Seguramente el efecto de ver a Mbappé en LaLiga, también hubiese provocado una estampida de franceses a lo largo de la geografía española en campos de capitales famosas por la industria del turismo como Mallorca, Sevilla, Valencia y Barcelona, a la hora que los merengues jugaran sus partidos como visitantes en esas localidades. 

Algunos comerciantes españoles seguramente hacían cálculos. Restaurantes, hoteles y demás sitios de interés se podían beneficiar del efecto Kylian. No existe en el planeta ningún futbolista que levante esa expectación, porque ni el hipotético regreso de Cristiano Ronaldo provocaría tal frenesí. 

CR7, Messi y Zidane

Cuando la rivalidad entre Cristiano y Lionel Messi estaba en su punto más alto, aficionados del fútbol de todas partes del mundo, no dudaban ni un instante en pagar lo que fuera por asistir a los juegos de estos colosos, especialmente cuando se encontraban frente a frente en los Clásicos de LaLiga o incluso en la Champions League.

Aunque en la actualidad el Barcelona no dispone de ningún futbolista de la clase de Messi, la presencia de Mbappé como componente de la plantilla merengue hubiese generado alta expectación entre el público nacional e internacional que ama las confrontaciones entre blancos y azulgranas.

También se recuerda cuando llegó Zinedine Zidane como futbolista en activo al Bernabéu en 2001. La locura alrededor de la figura del mago francés se apoderó en su momento de Francia, que vibraba al ritmo del juego exquisito de su mejor jugador. Las ventas de camisetas, estadios locales con gran presencia de paisanos del crack marsellés estaban a la orden del día.

Cuando la rivalidad entre Cristiano y Lionel Messi estaba en su punto más alto, aficionados del fútbol de todas partes del mundo, no dudaban un instante en pagar lo que fuera por asistir a los juegos de estos colosos, especialmente cuando se encontraban frente a frente en los Clásicos de LaLiga o incluso en la Champions League. 

Aunque en la actualidad el Barcelona no dispone de ningún futbolista de la clase de Messi, la presencia de Mbappé como componente de la plantilla merengue hubiese generado alta expectación entre el público nacional e internacional que ama las confrontaciones entre blancos y azulgranas. 

También se recuerda cuando llegó Zinedine Zidane como futbolista en activo al Bernabéu en 2001. La locura alrededor de la figura del mago francés se apoderó en su momento de Francia, que vibraba al ritmo del juego exquisito de su mejor jugador. Las ventas de camisetas, estadios locales con gran presencia en paisanos del crack marsellés estaban a la orden del día.

Los impuestos

Otra cosa que se pierde España por la renovación del campeón del mundo galo es lo que generaría el pago de sus impuestos. El Economista explica que "el porcentaje para salarios superiores a 300.000 euros de 24.50% es una novedad en la Renta de este año que tendrán que pagar los futbolistas profesionales (y cualquier contribuyente cuyo salario sea superior a esta cifra) y que no existía hasta ahora. 

En el caso de la Comunidad de Madrid "el último tramo de IRPF aplica a aquellos salios cuya base liquidable sea superior a los 53.407,29. Todos los contribuyentes que superen esta cifra (sea esta tan alta como sea) pagarán un porcentaje del 21 % a Hacienda. A diferencia del 25,50% de Cataluña.

¿Esto qué quiere decir? El Economista explica que la diferencia entre un jugador del Real Madrid y otro del FC Barcelona que tengan el mismo salario, en el caso de los blancos tendría que pagar el 45,50 % de su salario a Hacienda y el otro abonará el 50 %.

A pesar de ese último detalle, el no fichaje de Mabppé en general tira por la borda muchas expectativas y ganancias monetarias, que pondrían un granito de arena  para que la economía española se recupere del impacto del coronavirus desde 2020.@mundiario

¿El no fichaje de Mbappé tiene consecuencias negativas para los españoles?
Comentarios