Buscar

MUNDIARIO

Éxito del seminario inmobiliario hispano-cubano en la Universidad de La Habana

El Seminario sobre la Administración de la Propiedad Inmobiliaria en España y Cuba incluyó unas jornadas pioneras y únicas en la historia de la propiedad horizontal de ambos países.

Éxito del seminario inmobiliario hispano-cubano en la Universidad de La Habana
Universidad de La Habana. / Wiki
Universidad de La Habana. / Wiki

María Fidalgo Casares

Doctora en Historia.

La Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana y el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (Cgcafe)  han organizado con éxito en La Habana el Seminario sobre la Administración de la Propiedad Inmobiliaria en España y Cuba, los días 25, 26 y 27 de octubre. El tema principal de las jornadas ha sido el cambio que se está produciendo en el sector inmobiliario cubano y la adaptación de las normativas. En el seminario se ha tratado sobre la propiedad horizontal en España, el pasado, presente y futuro de la propiedad horizontal en Cuba y los arrendamientos urbanos en España y Cuba. Otros puntos estrella han sido el arrendamiento urbano vacacional y la industria turística cubana, junto al papel clave  de los profesionales inmobiliarios en la gestión de los inmuebles.

Aunque parezca paradójico, existe propiedad horizontal en Cuba y ocho de cada 10 cubanos son dueños de sus viviendas, adjudicadas desde las expropiaciones del período revolucionario. El triunfo de la revolución en enero de 1959 trajo para las familias cubanas una nueva etapa de resolución de las necesidades básicas, una de ellas la vivienda. En los años 70 y 80 se crearon las microbrigadas destinadas a la construcción de edificios, arquitecturas que fueron copiadas de la antigua Unión Soviética, entonces socio de Cuba. Estas antiguas obras fueron destinadas a aliviar  la crisis de la vivienda en la Isla. Con la caída del campo socialista estas obras fueron paralizadas. Desde entonces existíeron grandes limitaciones y la única posibilidad de movilidad en las viviendas era el intercambio o las permutas. Sin embargo, hace apenas dos años la nueva política para la transmisión de la propiedad de las viviendas liberó el mercado y con ello se abrió la posibilidad de la compraventa y del alquiler de viviendas de temporada o vacacionales, así como la compra-venta de primera vivienda y de locales o edificios para el ocio.

 
Acto en la embajada española en la Habana
J. Gutiérrez, Javier Falcón y Salvador Díez LLoris –presidente del Consejo–en una de las ponencias. / Mundiario

 

La adaptación: un nuevo reto en el que España es un referente

El 5 de enero de 2015 entró en vigor el Decreto Ley 322 que ponía fin a décadas de reinado del Instituto Nacional de la Vivienda. Desde entonces, el Ministerio de la Construcción asumió la potestad de regir la política de vivienda del país, mientras otras funciones recayeron en el Instituto de Planificación Física (IPF), los tribunales y el Ministerio de trabajo y Seguridad Social . En la isla se dice que pronto será el primer país de América Latina con 100% de propietarios. .Las disposiciones normativas en materia de vivienda establecen tratamiento diferenciado en cuanto a las viviendas de ocupación permanente y las de descanso o veraneo.

El nuevo marco legal de la vivienda supone un gran revulsivo para la activación del mercado inmobiliario que por otro lado  paralizará las inversiones extranjeras por medio de testaferros que ya no serán necesarios. Sin embargo, todavía no existe legislación en la isla relativa a la propiedad horizontal, algo que debe ser fundamental ya que es uno de los grandes problemas con los que se enfrentará esta nueva situación.

Hasta ahora la gestión y subsanación de obras de las zonas comunes  era responsabilidad del Estado. El gobierno es el que administraba, controlaba y distribuía todos los recursos y materiales de construcción. Pero los destinaba principalmente hacia otros sectores como el turismo, - la construcción de nuevos hoteles- y remodelación de otros, corporaciones como CIMEX, para la construcción de tiendas recaudadoras de divisas, etc.  con lo cual las comunidades de vecinos tenían graves carencias por el deterioro de las fincas.

Un antes y un después 

Por ello, ante la situación inmobiliaria  que se les avecina  se están intentando reinventar nuevas fórmulas y proyectan poner en pie un corpus legislativo y organizativo.  Aquí entra España, que puede convertirse en todo un referente, sirviendo de inspiración -  sí bien respeta los principios comunitarios de acuerdo con el régimen articulando sistemas mixtos para las zonas privativas

El gran problema ahora es la formación de profesionales en materia inmobiliaria,  aunque ya existen agencias con páginas web,  la necesidad de licencias de agentes de la propiedad es acuciante.  También hay que regular a los  autónomos (allí llamados cuentapropistas) que se dedican al sector, pero  que carecen de la formación necesaria para el mundo inmobiliario que se les acerca. Por ello deben articularse  diferentes vías de formación. Rafael del Olmo, qeu ostenta desde hac una década la Presidencia del Colegio de Administradores de fincas de Sevilla y Secretario del Consejo de Colegios de Administradores de fincas de España, considera que, "la colaboración entre ambos países  permitirá que este desarrollo inmobiliario se realice con las máximas garantías para todos, fundamentalmente, para los ciudadanos que realicen una inversión económica tan importante en Cuba, tanto nacionales como extranjeros". Salvador Díez, presidente del Consejo General de Colegios de Administradores  insiste en que “el contar con profesionales cualificados es fundamental, porque además de poder aportar soluciones que generen normativas inmobiliarias adecuadas y eficaces, serán los encargados de que dichas normas sean conocidas por los propietarios y arrendatarios de inmuebles. Su papel será fundamental en el crecimiento económico y turístico de Cuba, como lo ha sido y sigue siendo en España".

El seminario

Tras una recepción en la Embajada española, la apertura del Seminario en el marco incomparable de uno de los edificios universitarios más hermosos del mundo, ha corrido a cargo de Marta M. Moreno Cruz, Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana; Francisco Montalbán Carrasco, Embajador de España en Cuba; y Salvador Díez Llorís, Presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España.

Intervieron, como ponentes, los profesores de la Facultad de Derecho de La Habana: Marta Fernández Martínez, Ofelia Fajardo Yuniel Rosabal, Miriam Velazco Irma Alicia Tamayo. Yuri Pérez Martínez y  Jorge Enrique Sordo, Marvelys Velázquez , Subdirectora de la Dirección Provincial de Vivienda de La Habana; Los abogados Melquiades Espinosa y  José María Rodríguez Rosales,. También comparecerán los colegiados españoles Carmen Suárez, Pepe Gutiérrez, Juan José Setién, Antonio Guadalupe, Rosario Molina y Javier Falcón. La ponencia de Rafael del Olmo fue seguida con especial atención dado que lleva quince años trabajando por la interactuación de ambos países y participando en encuentros profesionales internacionales, sobre todo en Europa y América Latina. Del Olmo afirma que la intención es que estas jornadas no sean un compartimiento estanco, sino que se pretende tengan continuidad  vinculando a instituciones universitarias, cursos tanto online como presenciales de agente de la propiedad inmobiliaria y administradores de fincas.

Transparencia en el mercado inmobiliario de la isla
El 'Seminario sobre la Administración de la Propiedad Inmobiliaria en España y Cuba' supone todo un hecho histórico, ya que por primera vez se produce un encuentro de estas características entre países en el marco institucional de la Facultad de Derecho. Estas jornadas, pioneras y únicas en la historia de la propiedad horizontal de ambos países serán el referente para el desarrollo inmobiliario de La Habana y el resto de los núcleos urbanos isleños. Este evento puede marcar un hito en la fluidez y transparencia en el mercado inmobiliario de la isla.  Los españoles, muchos todavía muy vinculados afectiva y familiarmente con la "Perla del Caribe", verán con las nuevas garantías una posibilidad real de adquirir inmuebles vacacionales o el alquiler. Algo que se prevee muy factible en un futuro a medio plazo, lo que no sólo beneficiará  económicamente a la isla, sino que sin lugar a dudas contribuirá afianzar los intensos lazos seculares de nuestro país con Cuba.