Europa ya piensa en recuperar su agenda comunitaria y España, en sacar partido

Mario Draghi, presidente del Consejo de Ministros de Italia / RR SS.
Mario Draghi. / RR SS

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, prevé un crecimiento más consistente con una inflación contenida. La recuperación, en su opinión, está siendo cada vez más sólida y han disminuido los riesgos.

Europa ya piensa en recuperar su agenda comunitaria y España, en sacar partido

Encauzado el problema político francés –se supone que el domingo ganará Macron– y ajustadas las tuercas del Brexit, a Angela Merkel, canciller de Alemania, le queda renovar su mandato en su país, donde todo parece indicar que volverá a ser necesaria una gran coalición. Europa regresará a su agenda, sobre todo tras los comicios internos en sus dos grandes socios. De alguna manera, Europa ya piensa en recuperar su agenda comunitaria y España, en sacar partido.

De momento, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, prevé un crecimiento más consistente con una inflación contenida. La recuperación, en su opinión, está siendo cada vez más sólida y han disminuido los riesgos. Draghi no se plantea abandonar los estímulos y augura que los precios oscilarán en torno al actual nivel del 1,5% hasta finales de año. Pero cuando pasen las elecciones de Francia y Alemania tal vez habrá novedades de fondo en la política de la eurozona que ahora no se ven.

A Mario Draghi, en colaboración con los bancos nacionales, de aquí a las elecciones alemanas le queda un importante trabajo para construir un modelo de eurobonos a medio plazo. Un trabajo sordo, que exige discreción, y del que España puede salir beneficiada.

Para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy –atenazado por la corrupción–, no hay en cambio malas noticias económicas

Para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy –atenazado por la corrupción–, no hay en cambio malas noticias económicas. Su avance de una subida al 2,7% del crecimiento previsto para este año (2,5%) podría ser revisado más al alza. Analistas del sector privado se apuntan a tasas cercanas al 3%, porcentaje que la Autoridad Fiscal Independiente podría estar dispuesta a respaldar.

Para Luis de Guindos, ministro de Economía, el cambio de modelo se nota en que durante la burbuja el crecimiento se basaba en el endeudamiento, la apelación a los mercados de crédito internacionales y la construcción. Ahora se basa en la competitividad y el sector exterior.

El Gobierno español estima que el paro bajará al 11,2% a finales de 2020. Es un objetivo ambicioso, ya que la tasa de desempleo se sitúa actualmente en el 18,75%, según la última Encuesta de Población Activa, pero aún así se quedaría lejos del 7,9% registrado en el verano de 2007, en el tramo final de la bonanza económica. En línea con esos cálculos, el Programa de Estabilidad 2017-2020 elevará la previsión de crecimiento del PIB al 2,7%. Estaríamos hablando de crear una media 500.000 empleos cada año.

Europa ya piensa en recuperar su agenda comunitaria y España, en sacar partido
Comentarios