Buscar

MUNDIARIO

Europa, ante la necesidad de aclarar si el BCE debe tener detrás un gran ente político

La Reserva Federal actúa con plena seguridad porque detrás tiene a un gran país como Estados Unidos. Por tanto, procede saber ahora si el Banco Central Europeo terminará forzando la unión política necesaria en el Viejo Continente, para ser el banco central de Europa. De Europa, no de sus estados.
Europa, ante la necesidad de aclarar si el BCE debe tener detrás un gran ente político
Reserva Federal. / Mundiario
Reserva Federal. / Mundiario

Firma

C. Albert

C. Albert

El autor, C. ALBERT, colabora en MUNDIARIO, donde a veces utiliza como género periodístico la carta al Director. @mundiario

Estos días de confinamiento, necesarios para combatir el virus, hay que llevarlos con cierto espíritu deportivo, y sacarle provecho a tantas horas retenidos en casa, por lo que la lectura, entre otras actividades, es una buena acompañante. Y en este caso, si tenemos en cuenta que lo que está sucediendo es finiquitar una etapa de la historia contemporánea por otra que se irá perfilando en los próximos meses, todavía resulta más interesante. La verdad es que todo es de vértigo si tenemos en cuenta los shocks de oferta y demanda, a la vista de cómo se sucedieron  y cómo se transmitieron. Todo sea por la globalización...

Estamos, pues, ante la revolución de internet, que ha anulado el tiempo, y la difusión de la mensajería aérea de bajo coste –desde Federal Express a DHL–, que ha anulado el espacio. Es muy significativo la brutal caída del PIB; máxime cuando la gráfica  que registra la caída es muy expresiva. Cierto es que el ciclo de crecimiento sabíamos que era ya bastante largo, y tenia que concluirse, pero las dos o tres correcciones que se produjeron en el mercado se digirieron fácilmente, creando un ambiente de confianza que era la peor de las  situaciones para encontrarse con la Covid-19, que entró en nuestras vidas como elefante en cacharrería. Nadie pensó en semejante y brutal contracción, y al respecto el inversor multimillonario Warren Buffet comentó: "He tenido que pasar 89 años de experiencia para semejante cosa."

Banco Central Europeo. / Mundiario

Banco Central Europeo. / Mundiario

La crisis se precipitó y gracias a la decidida y decisiva actuación de la Reserva Federal –principalmente– y el resto de los bancos centrales –incluido el BCE– evitaron un colapso en el sistema financiero. Al respecto Jerome Powell, presidente de la FED, comentó: "Ninguno de nosotros tiene el lujo de elegir nuestros desafíos; la historia y el destino nos los ponen delante. Nuestro trabajo es afrontar las pruebas que se nos presentan", por lo que –añadía– "cuanto antes consigamos poner el virus bajo control, antes la gente recuperará la confianza" y "cuando recuperen la confianza es cuando querrán volver a abrir sus negocios, volver al trabajo y el consumidor volverá a gastar". 

"Lo primero que hay que hacer es conseguir poner bajo control el virus y luego reanudar la actividad económica", explicó también el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el Today Show de la cadena de televisión NBC.

La FED tiene a todo un gran país detrás, los Estados Unidos. Y cuando cree que tiene que intervenir lo hace: se calcula que entre bonos, préstamos y nuevos programas se va a un total 11 billones (miles de millones), superando los cuatro billones del año pasado. Será el doble que todo lo registrado durante la crisis de 2008. 

La Reserva Federal actúa, pues, con plena seguridad porque en el fondo está manejando bonos de un gran país como es Estados Unidos. Por tanto, procede saber ahora si el Banco Central Europeo terminará forzando la unión política necesaria en el Viejo Continente, para ser el banco central de Europa. De Europa, no de sus estados. Por eso mismo Europa está ante la necesidad de aclarar si el BCE debe tener detrás un verdadero ente político.

El economista alemán Carsten Moser.

El economista alemán Carsten Moser.

La FED deberá ser el espejo en donde se mire el Banco Central Europeo ampliando los préstamos a empresas, estados y ciudades, en su esfuerzo para salvar la piel de Europa. Por esa razón, el choque entre el Tribunal Constitucional alemán y el BCE llega en el peor momento para los mercados, pero no hay mal que por bien no venga. En MUNDIARIO, el periodista y economista alemán Carsten Moser lo desarrolla y se manifiesta gozoso de que el debate sobre Europa se mantiene vivo, al tiempo que relata el fallo del Tribunal Constitucional alemán. En realidad, el tribunal alemán no pretende desobedecer el Derecho; al contrario, su decisión refuerza el Derecho de la UE en un caso en el que, a su juicio, el TJUE no lo ha protegido suficientemente. Por tanto, esta decisión trata de respetar y proteger la legislación de la UE, no de atacarla. Sorprende que sean gobiernos reaccionarios, que se han opuesto constantemente y han desafiado los valores fundamentales de la Unión Europea, los que más cuestionen esta decisión, viene a decir Carsten Moser.

Como explica el magistrado y doctor en Derecho Alfonso Villagómez, lo que ha hecho el Tribunal Constitucional alemán es  instar a las instituciones de la UE y a los Estados miembros a profundizarla. Pero para avanzar en esta dirección, debemos construir una auténtica comunidad de valores y derechos, basada en la solidaridad y el respeto de los derechos fundamentales, no solo en un espacio económico común. Esta decisión nos recuerda que Europa necesita líderes políticos que puedan asumir sus responsabilidades y tener el valor de tomar las decisiones que nos permitan profundizar la democracia europea.

Está bien lo que dice el profesor Emilio Ontiveros cuando constata que ahora el sistema bancario es "más solvente" y el Banco Central Europeo está jugando "un papel de respaldo que en la crisis anterior ejerció solo a partir de finales de 2012", pero hay que ser más ambiciosos, una vez que el BCE ya ha puesto a disposición de la deuda pública de los países 750.000 millones de euros. @mundiario