El euro vuelve a pasar el umbral de los 1,20 dólares más de un año después

Sede del Banco Central Europeo. / RRSS
Sede del Banco Central Europeo. / RRSS

La moneda europea mantiene su tendencia alcista y los analistas anticipan que este crecimiento se sostendrá en los próximos meses.

El euro vuelve a pasar el umbral de los 1,20 dólares más de un año después

El euro mantiene su tendencia al alza y para este martes superó la barrera de los 1,20 dólares por cada unidad, una cifra no vista desde el 2 de enero de 2015. Luego de la reunión de la semana pasada en Jackson Hole, Estados Unidos, entre los banqueros centrales que no despejaron las dudas sobre el proceder inmediato del Banco Central Europeo (BCE) y de la Reserva Federal (Fed), el euro se ha fortalecido. Desde el pasado 18 de agosto, justo antes de ese evento, se ha revalorizado en un 2,5%, pues a la sazón se cambiaba a 1,17 euros.

Según explica Natalia Aguirre, directora del departamento de análisis de Renta 4 Banco, citada por El País, "la apreciación del euro está vinculada, sobre todo, a la política monetaria. La moneda comunitaria lleva subiendo todo el año, aunque incrementó el ritmo tras el encuentro de Sintra (Portugal). Entonces, Mario Draghi dijo que le economía europea iba mucho mejor y se interpretó como un aviso de la retirada de estímulos del BCE, lo que desató una subida más acentuada". No obstante, todavía no queda claro cómo será el desenlace de la compra de activos y, especialmente, cuál será el ritmo de la retirada desde enero.

Esa maniobra hace que la política monetaria del BCE se desarrolle con total cautela. Lo anterior se debe a que en cuanto más se reduzca la compra de activos, mayor será el movimiento de apreciación del euro. Eso sí, los movimientos en el mediano plazo dependerán de lo que decida Mario Draghi, mandamás del BCE.

El máximo que ha alcanzado este martes el cambio entre la divisa europea y estadounidense ha sido de hasta 1,2065, el valor más alto registrado desde el 26 de diciembre de 2014. Eso representa una revalorización del 15,4% en lo que va de este año. Las previsiones a corto y mediano plazo son escasas.

La política económica del gigante norteamericano y de Europa influirá fuertemente en los tipos de cambio, aunque hay varios factores que deben ser considerados. "A los buenos datos de la economía europea se une la incertidumbre política de EE UU. En principio, la Fed debe volver a la normalidad de la política económica antes que el BCE, aunque la situación actual puede provocar que la Reserva Federal sea más cauta y retrase la subida de tipos o la reducción de su balance de activos", comenta Aguirre. Con todo, van por delante en esta normalización puesto que en el Viejo Continente se mantiene aun la compra de activos, lo cual es juzgado por los analistas. "En su día estaba justificado, pero ya hay que salir de ahí. El BCE debe comunicarlo ya, aunque sea una retirada moderada", cita el mismo medio a José Ramón Díez, de Bankia.

En tanto se decide la estrategia a medio plazo en la UE, la revalorización del euro con relación al dólar ya tiene su propio impacto. La mejor noticia para la economía europea es el menor coste que supone la importación de productos desde otros países que no pertenezcan al club continental. Por ejemplo, la apreciación es un ahorro para los países de la UE en la compra de petróleo, que es usado como indicador para establecer el precio del dólar. De paso, le da más credibilidad a la unión, que ha sido fuertemente cuestionada en los procesos electorales de este último año.

En retorno, tiene también un efecto negativo en las exportaciones, que para el 2015 llegaron a los 1,791 billones de euros, de acuerdo a estadísticas de Eurostat. "Los productos europeos se hacen más caros en el exterior. Además, provoca que las empresas con ingresos en dólares vean reducido el valor de sus ventas", prosigue Aguirre.

La libra también llega a máximos

El empuje del euro también tiene efectos para la libra esterlina, la cual se encuentra en las 0,9283 libras por cada euro, cifra máxima desde el 13 de octubre de 2009, cuando se cambiaba a 0,9329. Al comparar los datos con los reportados en julio del año pasado justo para el Brexit, la revalorización ha alcanzado un 14,2%. Este martes, se llegó a dar 0,9306 libras por un euro.

Las razones de la apreciación del euro en relación a la divisa británica son diferentes. Así, para este punto se unen la buena marcha económica de la eurozona con la paulatina depreciación de la moneda británica. "La incertidumbre que provoca el Brexit cada vez se deja sentir más en el valor de la libra", explica Aguirre. "El factor fundamental es la negociación de la salida de la UE", remata Díez.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.

 

El euro vuelve a pasar el umbral de los 1,20 dólares más de un año después
Comentarios