Estados Unidos prepara para esta semana un decreto para abandonar el TLCAN

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos. / Twitter.com
Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos. / Twitter

Donald Trump alista una orden ejecutiva para ordenar que su país se retire del acuerdo pese a que Canadá y México desean negociar el mismo antes de quebrarlo.

Estados Unidos prepara para esta semana un decreto para abandonar el TLCAN

Donald Trump podría firmar una orden ejecutiva para retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el lazo comercial más importante de la región desde 1994, año en que fue fimardo y puesto en rigor. Se trata de momento de una filtración desde el seno del equipo del magnate, pero sus efectos fueron inmediatos en el mercado de divisas, que es sin duda uno de los más grandes termómetros para asuntos de este calibre. En apenas unos cuantos minutos, el peso mexicano perdió un 2.5% de su valor en relación al dolar estadounidense, aunque posteriormente se fue moderando y se quedó al final en un 2%. El dólar canadiense, entretanto, siguió sus pasos aunque con mucha más moderación.

De acuerdo a expertos consultados por El País, esta filtración del borrador del proyecto representa una advertencia para los otros dos integrantes del tratado, que ya dan por sentado que se renengociará sí o sí los incisos de éste. "Trump es consciente de que su agenda política de campaña se está viniendo abajo: el decreto migratorio, la reforma sanitaria y, más recientemente, el muro", cita el mencionado medio a Ignacio Bartesaghi, un experto en comercio internacional. "La filtración parece un mensaje tanto a su electorado, para hacerle ver que sus promesas siguen ahí y que no se está quedando quieto. Y a México, que cuanto más tiempo se demore la renegociación comercial, más tiene que ganar".

La Casa Blanca nunca ha ocultado que quiere forzar cambios a las condiciones del tratado. Desde el año pasado en plena campaña Donald Trump repitió hasta el cansancio su inconformidad con un pacto que etiquetó como "el peor jamás firmado". No obstante, al momento de asumir como presidente, su tono bajó considerablemente, también en gran parte a la cantidad de bombardeos políticos, económicos y diplomáticos que ha encarado desde el 20 de enero. Pero en los últimos días ha vuelto a tratar este tema con el tono que le había caracterizado, llegando a decir que saldría del tratado si no percibía cambios lo suficientemente significativos para su gusto. La cadena NBC explica que ya hay un borrador específico destinado a retirar a Washington de este pacto. El borrador está ya en su fase final de preparación.

Citando a fuentes del Gabinete del neoyorquino, medios locales aseguran que esta orden ejecutiva podría estar listo para ver la luz a finales de esta semana o "a comienzos de la próxima", mas advierten de que "aún podría cambiar en los próximos días a medida que más que funcionarios intervengan" en la misma. No queda claro tampoco si es una salida deliberada del TLCAN igual que la que decidió desde el mero momento que llegó a la Casa Blanca cuando ordenó que Estados Unidos se retirará del Tratado Transpacífico de Comercio (TPP, por sus siglas en inglés) pese a que el mismo no había recibido el visto bueno del Congreso. En los dos casos hay un común denominador: la Casa Blanca cree que estos acuerdos comerciales son muy injustos y tienen serias consecuencias para las empresas y, especialmente, a los trabajadores estadounidenses. Varios expertos han revelado que, contrario al argumento del oficialismo, los acuerdos y tratados benefician a Estados Unidos más que a nadie.

Washington proclamó esta misma semana que impondrían un arancel que gravará en un 20% todas las importaciones de madera blanda que venga desde Canadá. El Departamento de Comercio había dicho previamente que estaba dispuesto a colaborar con esta causa para que no se desestabilizara el comercio trilateral.

Estados Unidos prepara para esta semana un decreto para abandonar el TLCAN