Buscar

MUNDIARIO

España apela a Bruselas para evitar un ajuste de 8.000 millones

El Gobierno de Pedro Sánchez sostendrá una reunión con los comisarios europeos para buscar una vía de relajar la senda del déficit. 
 

 

España apela a Bruselas para evitar un ajuste de 8.000 millones
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Instagram
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / Instagram

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

El Gobierno de Pedro Sánchez ha empezado su plan para ajustar los próximos Presupuestos. Es así que la vicepresidenta Nadia Calviño se reunirá la semana que viene en Bruselas con los comisarios Valdis Dombrovskis y Paolo Gentiloni para abordar la posibilidad de reducir el déficit para este año. 

De acuerdo a fuentes del Ministerio de Economía citadas por El País, la vicepresidenta Calviño no expondrá todavía a sus homólogos sus intenciones de pedir árnica para el recorte del déficit, sino explicará la línea de la Administración de Sánchez para un crecimiento inclusivo.

En parte, fuentes diplomáticas citadas por el mismo medio creen que no habrá apenas debate: España sigue creciendo y, aunque con mayor lentitud de la deseada, el déficit sigue reduciéndose. 

Como sea, Calviño se verá con Dombroviskis y Gentiloni. La vicepresidenta quiere saber hasta dónde abrirá la mano Bruselas para fijar una nueva senda de déficit de cara a 2020 y los dos años siguientes. En realidad el ajuste para 2020 ya fue aprobado por el Consejo de líderes europeos y, por lo tanto, no puede modificarse. 

España bien podría hacer algo similar y remitir un proyecto con un ajuste sobre el papel en torno al 0,4% del PIB. De acuerdo a las cifras desglosadas por El País,  el Gobierno de Sánchez contemplaba una rebaja del déficit desde el 2,5% del PIB registrado en 2018 hasta el 2% en 2019. Ese 2% era una meta ya de por sí autoimpuesta por el Ejecutivo socialista: en la senda de estabilidad que aprobó en 2017 el Parlamento aún figura un objetivo del 1,3% para 2019.

Para 2020, Economía calculaba que en un escenario sin medidas el déficit terminaría en el 1,7% del PIB. Solo que para ello contaba con que en 2019 habría un déficit del 2%. @mundiario