España tiene que remontarse a 1989 para encontrar una inflación tan alta

Ejemplares del libro Cómo salir de esta (II). / Mundiediciones
Ejemplares del libro Cómo salir de esta (II). / Mundiediciones
Según el dato adelantado del INE, los precios subieron en febrero un 7,4% respecto al mismo mes del año anterior, su mayor nivel desde julio de 1989.
España tiene que remontarse a 1989 para encontrar una inflación tan alta

Jornada económica complicada la de este lunes 28 que pone fin al mes de febrero. La inflación se dispara este mes al 7,4%, su mayor nivel desde 1989, con lo cual los expertos señalan que febrero puede marcar el techo de los precios, algo a lo que no es ajena la invasión rusa de Ucrania, que eleva la incertidumbre por su impacto en el mercado energético.

La escalada de tensión por la guerra hunde, de hecho, las bolsas de valores y el petróleo sube por encima de los 100 dólares. Pero peor lo tienen en Rusia, cuyo banco central tuvo que duplicar los tipos de interés hasta el 20% ante el descalabro del rublo. La divisa rusa se desplomó más de un 30%. La guerra en Ucrania fuerza incluso a la Comisión Europea a adoptar nuevas medidas para frenar la crisis de precios de la energía.

En cuanto a la inflación en España, según el dato adelantado del Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios subieron en el mes de febrero un 7,4% respecto al mismo mes del año anterior, su mayor nivel desde julio del año 1989; es decir, hace más de tres décadas, y por encima el 6,1% del mes de enero, cuando había cedido ligeramente.

La inflación es un problema que sigue suscitando mucho debate, una vez que los precios de las materias primas han subido rápidamente.

Los cuellos de botella en algunos sectores y las perturbaciones del comercio generan también tensiones en los precios.

Estas perturbaciones deberían desaparecer a medida que la capacidad de producción se normalice y el consumo recupere el equilibrio, aumentando el consumo de servicios frente al de bienes, pero la guerra puede complicar las cosas.

En los mercados de trabajo aún hay holgura, lo que limita el crecimiento de los salarios. Así las cosas, probablemente los bancos centrales continuarán vigilantes. Como se indica en el libro Cómo salir de esta (II), quizá lo más preocupante es el riesgo de que los mercados financieros reaccionen ante las subidas temporales de los precios, lo que provocaría un ascenso de los tipos de interés de mercado y de la volatilidad. @mundiario

España tiene que remontarse a 1989 para encontrar una inflación tan alta
Comentarios