Buscar

MUNDIARIO

España es el segundo mayor inversor en México, cuyo PIB supera al español

En el primer semestre del 2014, España invirtió en el país norteamericano 6.800 millones de dólares, más que la suma de las inversiones de Estados Unidos y Canadá juntos.

España es el segundo mayor inversor en México, cuyo PIB supera al español
Enrique Peña Nieto y Ana Patricia Botín. / Mundiario
Enrique Peña Nieto y Ana Patricia Botín. / Mundiario

Pedro Linares

Periodista. Analista de MUNDIARIO

En el primer semestre del 2014, España invirtió en el país norteamericano 6.800 millones de dólares, más que la suma de las inversiones de Estados Unidos y Canadá juntos.

España ha sido durante el primer semestre del año 2014 el primer inversor en México, según los últimos datos aportados por ProMexico, la entidad dependiente de la Secretaria de Economía dedicada a la promoción exterior del país y de la atracción de inversión extranjera. Las firmas españolas invirtieron en ese período del año pasado seis veces más que las empresas de Estados Unidos, e incluso una cantidad mayor que la suma invertida por EE UU y Canadá juntos.  En concreto, la inversión extranjera directa (IED) de España superó los 6.800 millones de dólares (el 26,1%), seguida por Estados Unidos y Canadá.

No hay duda que México sigue siendo uno de los destinos preferidos en el exterior para los inversores españoles. Una presencia que se ha visto fuertemente incrementada con la grave crisis por la que atraviesa España desde el año 2008.  Con el BBVA-Bancomer y Banco Santander a la cabeza, seguido por las grandes firmas españolas como Telefónica, Iberostar, OHL, Inditex, Iberdrola o Acciona, el capital español ve a México como “un mercado donde hay estabilidad económica, donde las reformas en marcha por el presidente Peña Nieto han abierto más oportunidades y se han creados expectativas más favorables”, afirma Juan Carlos Martínez Lázaro, director de la División Corporativa del IE. 

Si hablamos de los sectores de destino, la inversión está muy diversificada, aunque en primer lugar está el sector financiero, seguido por las telecomunicaciones y las empresas de distribución de energía. Pero las oportunidades están en este momento en todos los sectores, ya que el país norteamericano tiene que modernizar todo tipo de infraestructuras: desde la ferroviaria, a los aeropuertos, las canalizaciones de aguas o el sector turístico, donde España es referencia internacional en muchos de estos sectores.

Hace unos días, la Secretaria de Economía del Gobierno de Peña Nieto hizo públicas las cifras preliminares  de las inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras durante todo el año del 2014. Según esos datos, España pasaría a ser el segundo país inversor, superado por Estados Unidos. En concreto, México recibió 6.516 millones de dólares de EEUU; seguido de España (4.092), Canadá (2.421 millones), Alemania (1.546 millones), Países Bajos (1.489 millones) y Japón (1.433 millones). Estas cifras, por su carácter preliminar, sufrirán actualizaciones en los próximos trimestres, ya que muchas de las inversiones desarrolladas por los países no están todavía notificadas.

El PIB mexicano supera al de España
A pesar de la crisis política interna que vive estos momentos México, con un presidente con el índice de valoración más bajo desde que asumió la presidencia, debido, entre otros temas, a la violencia que se vive en determinadas zonas del país y a los escándalos de corrupción en el que se ha visto implicado el mismo Peña Nieto, lo cierto es que el músculo del que goza la economía mexicana queda demostrado en las cifras aportadas por el FMI la pasada semana. Según estas cifras, México superará a España este año en el ranking de las economías mundiales, al pasar a la posición 14, lugar que ocupaba hasta ahora España.
Unos datos que no deben, sin embargo, llevarnos a engaño sobre la realidad de los dos países: analizando el PIB por habitante, México está todavía muy lejos de España: 10.174 dólares al año por habitante, frente a los 26.517 millones de los españoles. Según los datos del FMI, el mayor crecimiento demográfico de México provoca que esta  brecha siga, aunque la economía global del país crezca más que la de España. Para el 2020 las previsiones son que nuestro país tenga 32.288 dólares por año y habitante, frente a los 12.893 de México.