España registra el peor dato en desempleo desde 2012

Tasa de variación anual de paro. / INE
Tasa de variación anual de paro. / INE

El paro sube en 527.900 personas y se destruyen 622.600 empleos. La tasa de paro se situó al finalizar 2020 en el 16,13%, porcentaje más de dos puntos superior al de 2019 y el más elevado en un cierre de año desde 2017.

España registra el peor dato en desempleo desde 2012

El empleo ha sufrido de lo lindo en 2020 según los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa). Se registra una subida del paro de 527.900 personas, lo que supone un 16,5% más que en 2019, y un retroceso de la ocupación de 622.600 trabajadores (-3,1%), reflejando en ambos casos los peores datos anuales de la EPA desde el año 2012.

El confinamiento estricto que se vivió en el país entre marzo y el verano, produjo la destrucción de más de un millón de empleos, un dato sin precedentes. Ese segundo trimestre de 2020 fue el más negro de la serie estadística para el mercado laboral.

En el cuarto trimestre de 2020 el paro bajó en 3.100 personas (-0,08%), su peor registro desde 2017, y la ocupación aumentó en 167.400 personas (+0,87%), su mayor crecimiento en un cuarto trimestre desde 2004 pese a la segunda y tercera ola de la pandemia.

La creación de 737.100 empleos en la segunda mitad del año permitió recuperar el 55% del empleo perdido durante la primera parte de 2020. La tasa de paro media anual se situó el año pasado en el 15,5%, mejorando las previsiones del Gobierno.

A todos estos datos, hay que sumar que a los afectados por ERTE se les considera todavía ocupados, a pesar de que están en sus casas y pendientes de qué pasará con ellos cuando finalice el subsidio y las restricciones. ¿Tendrán las empresas capacidad económica para volver a incorporarles a su puesto de trabajo?

El paro juvenil en España

El número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 109.600 personas en 2020, lo que supone un 23,7% más que en 2019, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 572.400 al finalizar el año pasado.

La tasa de paro juvenil se sitúa así en el 40,1% a cierre de 2020, casi diez puntos más a la del ejercicio anterior (30,5%), pero tres décimas inferior a la del tercer trimestre de 2020, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 40,4%. Si se compara la tasa de paro de los menores de 25 años de cierre de 2020 con la registrada al finalizar otros ejercicios, la de 2020 es la más elevada desde el año 2016 (42,9%).

Más funcionarios, menos trabajadores privados

Todos los empleos destruidos en 2020 pertenecen al sector privado, donde desaparecieron 748.400 puestos de trabajo (-4,4%), en contraste con la creación de 125.800 empleos en el sector público (+3,8%). De este modo, 2020 cerró con 15,9 millones de ocupados en el sector privado y 3.379.100 trabajadores en el sector público. @mundiario

España registra el peor dato en desempleo desde 2012
Comentarios