En España ya llevan varios años bajándole el sueldo a mucha gente

Fondo Monetario Internacional (FMI).
Fondo Monetario Internacional (FMI).

En España, falta racionalidad en el ajuste presupuestario y fiscal y, lo que es más importante, sentar las bases para tener muchas Inditex, aunque no sean tan grandes.

En España ya llevan varios años bajándole el sueldo a mucha gente

La gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde; el comisario europeo Olli Rehn, y algún que otro portavoz de la Comisión Europea –es decir, los que prestan el dinero del rescate bancario a España- han escandalizado a mucha gente con su propuesta de rebajar los salarios un 10% a los españoles, entre otras medidas del mismo estilo, a riesgo de que si no se les hace caso –advierten- se demore la creación de empleo.

Como se explica en un análisis para el diario La Región, es indecoroso que personas que se han aumentado el sueldo hablen en esos términos; por tanto, es reprochable, y es injusto lo que plantean, también es evidente. Puede, incluso, que sea falso su argumento, ya que en España se han rebajado ya mucho los sueldos y el empleo no solo no subió sino que siguió cayendo. De hecho, los salarios en términos reales han bajado un 7,6%, y los puestos de trabajo destruidos han sido 1.610.400, según precisa el secretario general de UGT, Cándido Méndez. Todo eso es así, pero también lo es que España no se va a librar de ese debate.

Por desgracia, no es una serpiente de verano. Es algo peor. El debate que en el fondo plantean Lagarde y Rehn es que España sigue sin ser un país viable, a pesar de todos los esfuerzos y sacrificios que se han hecho. Y ante eso cabe una respuesta del Gobierno que vaya más allá de decir que no con la boca pequeña, porque lo que se espera del Gobierno es un mensaje alternativo, es decir, una verdadera hora de ruta para salir de la crisis, si entendemos que salir de la crisis es rebajar el paro, por ejemplo, al nivel de 2007 y no solo crecer unas décimas.

Hay un dato de partida que no por conocido es menos relevante a día de hoy para España: ante la imposibilidad de un cambio inmediato del modelo productivo, la devaluación interna perfiló y condicionó la traumática superación de la crisis financiera y económica. Dicho más claramente, España lleva ya todos estos años haciendo, a su manera, lo que dicen la gerente del FMI y el comisario europeo de economía. No pensemos que es nuevo lo que indican, salvo el dato del 10%, que obviamente no es lo sustancial. Para eso se hizo la reforma laboral y por eso los convenios ya congelan sueldos a uno de cada cuatro asalariados.

Al final el problema siempre es el mismo desde el comienzo de la crisis: España necesita una alternativa a la economía del ladrillo, porque hay un inmenso agujero en términos de Producto Interior Bruto (PIB) y de empleo que habrá que rellenar con algo. Y si España no tiene capacidad de cambiar a corto plazo su anquilosado modelo productivo, la llamada devaluación interna seguirá siendo la única salida de la recesión; es decir, menos salarios y más impuestos. Por cruel que parezca, quienes piensan así suponen que de ese modo España remontará el vuelo exportando más y recibiendo más turistas, porque si los precios de los productos españoles bajan será más fácil venderlos fuera y, al mismo tiempo, si todo está más barato aquí vendrán más extranjeros.

¿No hay más salidas? ¿No hay otras alternativas al discurso simplista de Lagarde y Rehn? Sí que las hay, pero dependen, por un lado, de la política económica europea –léase de Alemania- y, por otro, de que aquí se hagan bien los deberes, tanto en términos de racionalidad del ajuste –ahí seguimos con diputaciones, teniendo autonomías- como de sentar las bases para tener muchas Inditex, aunque no sean tan grandes. @J_L_Gomez

En España ya llevan varios años bajándole el sueldo a mucha gente
Comentarios