Buscar

MUNDIARIO

España es uno de los países de la OCDE cuyo nivel de desempleo puede llegar al 20%

La estabilización del empleo será la estabilización, o al menos, la entrada en la fase inicial de la curva ascendente de la recuperación, aunque más en U que en V.
España es uno de los países de la OCDE cuyo nivel de desempleo puede llegar al 20%
Una fila de desempleados a la espera de solicitar un nuevo puesto de trabajo en España / Telesur.
Una fila de desempleados a la espera de solicitar un nuevo puesto de trabajo en España / Telesur.

El empleo es el paciente más severamente afectado por la pandemia de coronavirus en España. Los efectos de la crisis económica causada por la Covid-19 ya pueden percibirse en el ambiente social y en el mercado laboral del país. La fuerza de trabajo se contrae, se deprime y el capital humano, aún confinado parcialmente por el virus, retraído socialmente por el instintivo miedo al contagio, se desvincula cada día más de un mercado que no está generando empleo, sino que más bien lucha por retener el que queda.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha lanzado un dato que debería encender las alarmas en el Gobierno de España: la tasa de paro (desempleo) podría acercarse a finales de año al umbral del 20% o incluso superarlo en caso de que se produzca una segunda ola de contagios del coronavirus. 


Quizás también te interese:

La producción industrial en España se recuperó en mayo pese a que sigue contraída por la pandemia


Esto implica que, con una tasa de paro actual de poco más del 14%, más de 1.500.000 españoles se encuentran en situación de desempleo, lo que representa una posible pérdida de más de 1.575 millones de euros en salarios que no serán pagados y, por ende, en capitales que no circularán en el las franjas socioeconómicas (familias y hogares) que dependen de esos trabajos y de esos ingresos. 

En su informe anual de perspectivas del empleo publicado este martes, la OCDE reserva una página para España, en la cual recuerda que tras los fuertes incrementos del desempleo en marzo y abril, el paro se estabilizó en mayo en un 14,5%. Es decir, la inactividad de ese segmento de la población económicamente activa del país representa un estancamiento de al menos un 11% del producto interno bruto (PIB), equivalente a unos 140.000 millones de euros. 

Por lo tanto, la estabilización del empleo será la estabilización, o al menos, la entrada en la fase inicial de la curva ascendente de la recuperación, aunque más en U que en V, de la golpeada economía española debido a los efectos recesivos, aislacionistas y psicosocialmente negativos de la pandemia de coronavirus. @mundiario