Buscar

MUNDIARIO

España busca reivindicar su imagen en el extranjero y pone a prueba el AVE en Arabia Saudí

La ‘Marca España’ comenzó el año, superando uno de sus más ambiciosos proyectos en el último tiempo: la puesta en marcha del AVE en el desierto. Se trata de un desafío superado, tras un año tumultuoso. 

España busca reivindicar su imagen en el extranjero y pone a prueba el AVE en Arabia Saudí
Arabia Saudí.
Arabia Saudí.

Firma

Manuel Amaya

Manuel Amaya

El autor, MANUEL AMAYA, colaborador de MUNDIARIO, realizó sus estudios de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella, en Buenos Aires (Argentina). Máster en Comunicación Estratégica en la Universitat Ramon Llull. @mundiario

El 2018 comenzó con la concreción de uno de los proyectos más ambiciosos destinados a la promoción de la llamada 'Marca España'. Durante el último día del 2017, el AVE español realizó su primer recorrido en el desierto, uniendo las ciudades de Medina y de La Meca. Se trata del mismo trayecto que transitan cada año, los millones de fieles que concurren a Arabia Saudí con el fin de visitar las dos ciudades santas del Islam. Más allá de la concreción exitosa del proyecto, la superación de este desafío supone un logro importante para la marca España, que transitó un año tumultuoso debido a la repercusión del referéndum de independencia de Cataluña.

Por primera vez, un tren de alta velocidad recorrió el desierto saudí

Por primera vez, un tren de alta velocidad recorrió el desierto saudí. No fue fácil, principalmente debido a las condiciones del lugar: un desierto con acumulación de arena y altas temperaturas. A pesar de los desafíos técnicos, el consorcio español a cargo del proyecto, logró completar la primera prueba de fuego. Conocido como el AVE del Desierto, el tren completó el trayecto ante la mirada atenta de invitados como el ministro saudí de Transportes, Nabil bin Mohammed Al Amoudi y el presidente de la Saudi Railways Organization, Rumaih Mohammed Al-Rumaih, entre otros.

La llegada del tren AVE al desierto no sólo representa un gran avance para España, sino también para Arabia Saudí. El proyecto se convirtió en el mayor contrato alcanzado por un consorcio español en el exterior, equivalente a una suma de más de 7.000 millones de euros. Además, se trata de la primera vez que se pone en marcha un tren AVE fuera del territorio español. Lo que le da una dimensión aún mayor a un proyecto que después de tantas idas y vueltas, se está concretando. Para Arabia Saudí, también representa un gran logro ya que se trata de la primera vez que un tren de alta velocidad transita por esos lados. Lo que significó a su vez, una incorporación de diferentes tecnologías para concretar la instalación de una infraestructura semejante a lo largo del desierto.

La inauguración del tren AVE español en Arabia Saudí se enmarca dentro de un contexto de modernización propuesto por el príncipe de la corona saudí, Mohammed bin Salman, conocido como MBS. A través del plan estratégico, ‘Visión 2030’, MBS busca introducir cambios de raíz en la sociedad saudí. Lo cierto es que el principal objetivo del proyecto es generar un cambio económico radical basado en la diversificación de la economía saudí, hasta ahora dependiente del petróleo. Un nuevo modelo económico ambicioso, que sólo podrá dar frutos si se logra a su vez, una fuerte renovación social y cultural. Lo cierto es que más que una idea innovadora, se trata de una solución frente a la caída del crudo que empujó al país a tomar otro rumbo.

La inauguración del tren AVE español en Arabia Saudí se enmarca dentro de un contexto de modernización propuesto por el príncipe de la corona saudí

El plan económico post-petróleo, está sustentado en otra serie de medidas, como la salida a bolsa de la empresa estatal Aramco, encargada de la industria petrolera y la apertura a la inversión extranjera. La industria del ocio, casi inexistente hasta ahora, es otra de las patas de este plan que busca generar una mayor transparencia. El aspecto social, también representa una parte fundamental del sistema. En esa línea, comenzaron a tomarse una serie de medidas históricas como la designación de una mujer como presidenta de la Bolsa de valores. Además, a partir de ahora las mujeres tienen derecho a manejar o presenciar partidos de fútbol en los estadios. Pequeños pasos que significan mucho para la historia de las mujeres saudíes, pero que aún no generan cambios radicales en la sociedad, como se busca promocionar. Aunque sin dudas, todas estas noticias que recobraron una gran visibilidad a nivel mundial, se alinean con el cambio de aire que bin Salman busca alcanzar.

España por su parte, también busca cambiar los aires. Sobre todo, dejar atrás la tensión desatada tras el referéndum de independencia de Cataluña. La inauguración del AVE del Desierto, no solamente significa un gran logro desde el punto de vista económico, sino también un símbolo de esperanza en un momento en el que la imagen de España en el extranjero, pende de un hilo.

España pueda recuperar la confianza de aquellos que dejaron de ver al país como un destino atractivo para sus inversiones

Según un estudio reciente llevado a cabo por la consultora Reputation Institute, la percepción de los europeos de la imagen de España, ha caído 3,1 puntos desde marzo del año pasado, como consecuencia del desafío independentista. Los pronósticos tampoco son alentadores. Se estima que el conflicto, podría suponer pérdidas de hasta 12.000 millones de euros, impactando directamente sobre el sector turístico y sobre la inversión directa en el país. Ante esta situación, España debe armar nuevos frentes para poder resistir y evitar la desestabilización de la economía del país. El AVE es sólo un paso hacia adelante, en un camino que debe continuar, para que España pueda recuperar la confianza de aquellos que dejaron de ver al país como un destino atractivo para sus inversiones. @mundiario