Buscar

MUNDIARIO

Escrivá propone traspasar el déficit presupuestario de las pensiones a Hacienda

El punto de vista del ministro se traduce en que existe una asignación desigual de los gastos públicos echando mano de los ingresos que el Estado capta por la vía de las cotizaciones.
Escrivá propone traspasar el déficit presupuestario de las pensiones a Hacienda
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

El sistema fiscal español está colapsado. Una sola cartera ya no puede cargar con todos los gastos que supone la presión de agilizar el aumento de las pensiones, aunado a la presión que la Unión Europea ejerce sobre el Gobierno para cerrar la brecha fiscal que no tiene contentas a la autoridades económicas de Bruselas. Es por ello que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha planteado este pasado jueves traspasar parte de los gastos del sistema a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), es decir, al Ministerio de Hacienda, y que el déficit del 1,4% del PIB (más de 17.000 millones de euros) se corrija, al menos en parte, a través de impuestos.

Esa medida no es del todo bien vista por el Congreso, así como tampoco en el seno de la fracción gubernamental de Podemos. Implica una redistribución de las cargas fiscales del Estado, es decir, Seguridad Social ya no tendría toda la responsabilidad de financiar el aumento de las pensiones y una cuota de esa política le correspondería sufragar a Hacienda, donde se mantienen en vilo por la duda sobre cómo cumplir con la exigencia de Bruselas de disminuir el déficit fiscal. 

Escrivá, ha presentado en el Congreso las líneas básicas de su mandato, y entre ellas se incluye el eliminar los "gastos impropios" del sistema, lo que el ministro considera como excedentes presupuestarios que van dirigidos a gastos excedentarios en gasto social cuando ya de por sí hay un marcado déficit en el presupuesto del Gobierno. 

"Lo que hemos hecho es sobrecargar la Seguridad Social con todo tipo de medidas que se financian con cotizaciones sociales. Pero se deben pagar con los Presupuestos y esto genera una fotografía distorsionada. La propia ministra de Hacienda (María Jesús Montero) ha reconocido que este es un tema que se debe reconducir", afirmó Escrivá ante el pleno de la cámara de diputados.

El punto de vista del ministro se traduce en que existe una asignación desigual de los gastos públicos echando mano de los ingresos que el Estado capta por la vía de las cotizaciones, que van directamente a los fondos de pensiones, pero considera que también debe destinarse una porción de los presupuestos a estimular la política de ajuste fiscal en las pensiones. 

La cartera de Seguridad Social deja entrever que entre estos gastos impropios están, por ejemplo, los de funcionamiento del propio Ministerio, medidas de fomento del empleo o, incluso, prestaciones no contributivas, tomando en cuenta que la recaudación de impuestos como la tasa Tobin y la tasa Google ayudarán a financiar estos aspectos. Esas medidas suponen una carga que Escrivá considera innecesaria para crear más puestos de trabajo, cuando para esa política concreta ya existe una gama de inversiones captadas por el Estado con las multinacionales que hacen vida en España. @mundiario