Buscar

MUNDIARIO

Escrivá busca calmar las aguas y asegura que "la recuperación llegará y será fuerte"

El Ejecutivo inició un proceso de transferencia e inyección masiva de liquidez que permita redinamizar la fuerza de trabajo y los circuito de consumo masivo.  
Escrivá busca calmar las aguas y asegura que "la recuperación llegará y será fuerte"
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá / El Heraldo.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá / El Heraldo.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

El clima político, económico y social en España está turbio. La prioridad del Gobierno es sacar adelante toda la maquinaria financiera para mantener activa la economía del país y evitar que los capitales se estanquen en detrimento del consumo. Hoy por hoy, está en juego la estabilidad y supervivencia misma del sistema español, que aunque es imperfecto, tiene fortalezas que esta pandemia ha hecho flaquear. Es por ello que el ministro Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha augurado este miércoles una fuerte recuperación económica cuando acabe la crisis sanitaria y económica causada por la Covid-19.

La rápida expansión del coronavirus ha hecho de España el segundo país con más contagios en todo el mundo, detrás de Italia. Ese ránking podría convertirse en una bomba de tiempo que haría estallar los mercados europeos en la medida que la prima de riesgo española se dispare y la desconfianza, así como la aversión al riesgo, transmitan un efecto dominó al resto de las naciones del sur de Europa.

Aun así, Escrivá, el encargado de administrar las partidas presupuestarias más importante del Estado español: las destinadas a la financiación de los mecanismos de subvención social vitalicia, lo ha así asegurado hoy en una rueda de prensa telemática. "La recuperación llegará, esta es una crisis de carácter temporal, por lo tanto cuando se produzca la recuperación, que será fuerte, tenemos que estar lo más asentados posible para dar el mayor impulso que podamos", ha dicho.

¿Qué implica esa importante declaración? Se trata de un mensaje muy claro a todo el mercado laboral que mantiene en funcionamiento y totalmente aceitada la maquinaria de generación de rentas en un país que no es una superpotencia exportadora, pero que sí es una potencia en la captación e importación de demanda hacia su vasto sector turístico. De esta forma, el ministro transmite un mensaje para que los inversionistas del sector, así como el comercial, el bancario y los grandes empleadores le den un voto de confianza más al Gobierno de Pedro Sánchez bajo la promesa de que el país tiene un colchón fiscal bastante resistente para afrontar el shock de la crisis, sus secuelas y las fases iniciales del período de recuperación una vez superado el ciclo mínimo de recesión.

El Gobierno ha puesto en marcha un importante plan de choque para evitar que la economía se caiga en picado durante la emergencia sanitaria y para que pueda levantar la cabeza una vez pase la crisis. Consiste en un proceso de transferencia e inyección masiva de liquidez que permita redinamizar la fuerza de trabajo y los circuito de consumo masivo.  

Las ayudas implican movilizar liquidez por 200.000 millones de euros, casi el 20% del PIB, para evitar que el contagio hunda la economía. No es un plan crediticio a largo plazo, sino un programa de recuperación macroeconómica que tiene el tamaño del paquete que requiere una economía totalmente devastada, como por ejemplo, la de Venezuela. 

El plan implica, entre otras medidas, agilizaciones y facilidades para que las empresas lancen Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE), avales y líneas de créditos para pymes, prestaciones para autónomos y ayudas para los ciudadanos más vulnerables. @mundiario