Buscar

Escotet denuncia que la intervención de Banesco es "ilegal y desproporcionada"

El Gobierno de Nicolás Maduro prorrogó la medida, anunciada en mayo por la Superintendencia de Bancos en una operación que, según los analistas, tuvo motivaciones políticas.

Escotet denuncia que la intervención de Banesco es "ilegal y desproporcionada"
Ciudad Banesco, en Caracas.
Ciudad Banesco, en Caracas.

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

El presidente del Grupo Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet –también presidente de Abanca–, argumentó este viernes que la intervención del banco venezolano por parte del Gobierno de Caracas es “ilegal y desproporcionada” y “no tiene razón de ser”. El también abogado presentó públicamente sus alegatos pocos días después que el Gobierno de Nicolás Maduro prorrogara una medida anunciada en mayo por la Superintendencia de Bancos en una operación que, según la mayoría de los analistas, tuvo –y tiene– motivaciones políticas.

La intervención, dijo Juan Carlos Escotet, ha podido ser bien sobrellevada gracias a la solidez financiera del banco, pero en efecto ha hecho mella en las operaciones, desde en la búsqueda de personal, dos de cada tres ofertas de trabajo no son aceptadas, hasta en la relación con bancos corresponsales en el exterior y pagos a proveedores internacionales.

“Esta es una intervención donde anticipamos violación política. Es totalmente desproporcionada. No tenemos herramientas para producir una confrontación, hemos decidido dar la cara y seguiremos adelante”, dijo el empresario durante una amplia declaración de prensa en la sede del banco en Caracas, donde explicó con argumentos jurídicos y financieros su defensa del banco, informa el diario digital El Estímulo. Escotet dijo estar seguro de que si las autoridades hubieran aceptado escuchar los argumentos, la intervención hubiera sido levantada inclusive antes de los 90 días del primer proceso. “No pierdo la esperanza, mantengo una actitud dialogante, humilde, absolutamente humilde, dispuesto a resolver este problema de la mejor  manera”, dijo Escotet.

"Banesco es la harina pan de la banca venezolana. Trasciende a los accionistas, a los fundadores, a los empleados, por eso es que toda la sociedad tiene que ayudar a preservar este banco”, insistió Juan Carlos Escotet, que en España preside Abanca, banco del que es propietario.

Escotet insistió en que no ha podido hablar con las autoridades durante la intervención para explicar la situación real. “Si nos hubiesen atendido se hubiera levantado la intervención”, dijo al destacar sus infructuosos esfuerzos por explicar a las más altas autoridades del país la situación real. “La medida no tenía ningún fundamento para ser tomada”, dijo para más tarde ahondar en las cifras que muestran la solidez del principal banco privado del país.

Banesco solo representa hoy el 1% del patrimonio del grupo Banesco Internacional en su conjunto y “hubiera sido fácil dejar que se perdiera”, señaló para abordar el valor de este banco más allá de lo material. “Mi prioridad absoluta es Venezuela. Quiero hablar con el alto gobierno, entender lo que está pasando y encontrar una solución a este problema. Aquí voy a estar siempre”, dijo el banquero venezolano descendiente de inmigrantes españoles, que en los últimos años se ha convertido en un importante operador financiero en el mercado bancario de España, donde por estos días prepara otra inversión importante con la compra de otro banco. “Aunque tengamos la mejor oferta del mundo, Banesco no se vende. Espero que tampoco me lo quiten”, dijo al negar que haya alguna oferta de compra del banco. “Por un hijo nunca se deja de luchar. Si nos los arrebatan seguiré luchando”, recalcó. @mundiario