Buscar
loading...

Cómo es posible conseguir un préstamo sin nómina

Por lo general se pueden conseguir online de forma segura. Aunque algunas entidades también permiten contratar por teléfono, la contratación online posibilita leer con tranquilidad los términos y condiciones, algo que siempre es recomendable.

Cómo es posible conseguir un préstamo sin nómina
Dinero.
Dinero.

Firma

Rob Ferry Jr.

Rob Ferry Jr.

El autor, ROB FERRY JR., escribe para el Área de Publirreportajes de MUNDIARIO, donde también coordina los contenidos patrocinados. @mundiario

Hay mucha confusión sobre las empresas que ofrecen préstamos sin nómina. A veces, se las presenta como empresas irresponsables que buscan el impago de un cliente, pero la realidad es muy diferente. Otras veces, los potenciales clientes creen que estas empresas siempre aceptan las solicitudes, y lo cierto es que no es así. En este artículo queremos explicar cómo conseguir un préstamo sin nómina y qué requisitos es probable que soliciten al usuario.

Nómina no, ingresos sí

Hay que tener claro que para conseguir un préstamo sin nómina, por lo general hará falta tener ingresos. Solo en casos especiales en los que el usuario tenga un importante patrimonio podría conseguir un préstamo sin nómina sin tener ingresos. Pero lo habitual es que la financiera exija que se tenga una prestación por desempleo, una beca, ingresos como trabajador autónomo o una pensión.

Muchas empresas de préstamos ni siquiera aceptan a usuarios con ingresos de este tipo y de ahí viene la diferenciación que se publicita como préstamos sin nómina.

Requisitos laxos, pero requisitos al fin y al cabo

En ocasiones se tiene la incorrecta idea de que estos modos de financiamiento no tienen requisitos. Es cierto que son unos requisitos mucho más asumibles que los que se piden en otros préstamos, pero aun así, estos préstamos tienen sus pequeñas reglas y si no se cumplen, ni siquiera llegan a estudiar la solicitud. Por ejemplo:

> Ser mayor de edad y tener capacidad de obrar: Por razones obvias.

> Tener residencia en España: Es decir un DNI o NIE.

> Ser titular de una cuenta bancaria en España: Generalmente para evitar complicaciones relacionadas con el lavado de dinero.

> Tener teléfono móvil a tu nombre: Para que puedan notificarte de forma fehaciente cualquier cosa relacionada con el servicio.

Estos cuatro requisitos, junto con el anteriormente mencionado de los ingresos, son prácticamente ineludibles. Además, los prestamistas estudiarán tu situación financiera y comprobarán que podrás devolver el préstamo. Si creen que no es así, rechazarán tu solicitud.

Cómo se consiguen

Por lo general se pueden conseguir online de forma segura. Aunque algunas entidades también permiten contratar por teléfono, la contratación online posibilita leer con tranquilidad los términos y condiciones, algo que siempre es recomendable. Con la contratación telefónica, también acaban enviándote el contrato, pero para entonces ya habrás dado tu consentimiento y si no estuvieses de acuerdo, tendrías que acudir al desistimiento del contrato que es algo más complicado.

Si optas por obtenerlos online, solo tienes que registrarte en la web del prestamista que te interese y utilizar su simulador de préstamos. Con eso, te informarán de las condiciones más relevantes: tipo de interés TIN y TAE, plazo y cantidad de intereses total a pagar. Si te interesa, tendrás que dar a un botón para enviar la solicitud y empezarán a pedirte algunos justificantes para estudiarla. En algunos casos, estudian la solicitud mediante un robot, de modo que te pedirán datos bancarios.

Una vez que les das todos los datos, deben enviarte una propuesta formal. Hasta este momento todo el proceso es gratis en la gran mayoría de prestamistas. Solo si das tu consentimiento a la propuesta, generalmente enviándoles un mensaje SMS o haciendo clic en el link que te envíen, se formalizará el contrato, te enviarán el dinero y empezarán a cobrarse los intereses.

Recuerda que desde que das el consentimiento, tienes 14 días para desistir del contrato, lo que significa que podrás cancelarlo devolviendo el dinero y pagando solo los intereses correspondientes a los días que hayas tenido el dinero, pero sin tener que pagar ninguna tarifa por devolución anticipada.