¿Qué es la nota simple registral y para qué sirve?

Una vivienda. / Pixabay
Una vivienda. / Pixabay
La nota simple es un documento necesario para comprar o vender una casa, ya que ofrece información detallada de la vivienda.
¿Qué es la nota simple registral y para qué sirve?

La nota simple es un documento que siempre sale a colación cuando se va a realizar la compraventa de una vivienda. Generalmente, los compradores la necesitarán para pedir la hipoteca al banco y es aconsejable que los vendedores la soliciten al Registro una vez que han decidido transmitir la propiedad. Pero ¿qué es la nota simple y por qué motivos tiene que pedirla el vendedor? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos dan la respuesta.

La nota simple ofrece información completa sobre la casa

La nota simple es un documento informativo que aporta muchos datos valiosos sobre una vivienda. La emite el Registro de la Propiedad e indica no sólo quién es el titular de la propiedad (y por tanto si tiene derecho a venderla), sino que también señala todas las cargas o gravámenes que pesan sobre la casa y que pudieran impedir o dificultar su venta como, por ejemplo, una hipoteca o un usufructo. Además, ofrece información detallada sobre la ubicación y las características del inmueble.

Por este motivo, es un documento muy importante para el comprador, ya que a través de este papel puede saber si puede comprar la casa y el banco puede verificar la seguridad jurídica que tiene esta operación en concreto. No obstante, desde HelpMyCash.com aconsejan que el vendedor también la solicite en el momento que decide vender. ¿Por qué? Es recomendable pedirla para verificar que el piso no tiene ningún problema registral, de titularidad o una carga que ya no existe, pero que aún aparece registrada y que pudiese retrasar el cierre de la operación

Además, tenerla desde un inicio también puede servir como una herramienta de negociación con el comprador, ya que se le puede demostrar al realizar la visita que la casa no tiene ningún impedimento para ser vendida. Y esto puede acelerar el proceso de venta, ya que si al comprador le gusta la propiedad al verla, puede verse motivado a presentar una oferta inmediata y no esperar a pedir y recibir la nota para hacerlo.

¿Cómo obtener la nota simple registral?

Este documento se debe pedir siempre al Registro de la Propiedad, pero existen diversas formas de obtenerlo, según las circunstancias. Si el vendedor está vendiendo la casa a través de una agencia inmobiliaria, esta se encargará de hacer la petición al Registro y el coste de la gestión vendrá incluido en los honorarios que se le pagarán por vender la propiedad.

Si el vendedor está vendiendo por libre, puede solicitarla directamente en la web o la app del Colegio de Registradores de España de forma rápida y sencilla. Para ello, bastará con introducir los datos de ubicación y de titularidad de la casa y el organismo enviará la nota al e-mail indicado al hacer la solicitud en un lapso que, de manera general, oscila entre unas 24 y 48 horas. El coste de este documento es, además, muy asequible, ya que tiene un precio de 9,02 euros, aseguran desde HelpMyCash.com.

A su vez, existen muchas webs que sirven de intermediarios y que aseguran entregar la nota simple hasta en apenas cuatro horas, pero el coste de hacerlo por esta vía puede llegar a ser de entre 20 euros y 30 euros. De esta manera, considerando que hacer la petición directamente al Registro es muy fácil, tarda muy poco y el coste es más bajo, conviene evaluar si sale a cuenta pagar ese extra por tener el documento. @mundiario

¿Qué es la nota simple registral y para qué sirve?
Comentarios