Buscar

MUNDIARIO

¿Es mejor financiar un coche con o sin entrada?

Si bien a priori financiar un coche sin tener que pagar la entrada puede ser más cómodo, no todo son ventajas. Te contamos los pros y contras de financiar un vehículo con o sin entrada.
¿Es mejor financiar un coche con o sin entrada?
pexels-simon-migaj-1571783
Un hombre con su coche. / Simon

HelpMyCash

Redacción de HelpMyCash.com
Pagar la entrada de un coche cuando vamos a financiar su compra es una práctica común. Generalmente, como la mayoría de las entidades conceden hasta el 80% del valor del vehículo, tendremos que adelantar el 20% de su coste, lo que supone unos 3.000 euros si compramos un coche de 15.000 euros. No obstante, actualmente podemos encontrar tanto bancos como concesionarios que permiten financiar hasta el 100% del valor del coche, permitiéndonos elegir si queremos o no pagar la entrada. Si bien no pagar la entrada del coche es más cómodo y nos ahorra tener que pagar esta gran cantidad de golpe, tiene desventajas. El comparador de créditos HelpMyCash.com nos explica las ventajas e inconvenientes de cada tipo para saber qué opción es la más adecuada para nosotros.

Pros y contras de financiar la compra de un coche sin entrada

Tanto financiar la compra de un coche con entrada como sin ella tiene sus pros y sus contras. De acuerdo con nuestro perfil económico deberemos evaluar lo bueno y lo malo de cada alternativa antes de elegir la opción que más ventajas nos aporte a pesar de sus inconvenientes. La gran ventaja de no tener que pagar la entrada al financiar un coche es que nos evitamos tener que dedicar parte de nuestros ingresos o ahorros a pagar una cantidad alta de dinero.  Además, evitamos que se junte este coste con pagar otros gastos relacionados a la compra del coche como la matriculación, el seguro o los impuestos.

No obstante, no pagar la entrada hará que tengamos que pedir una cantidad mayor de financiación, lo que hará que se generen más intereses. También debemos tener en cuenta que no todas las entidades ofrecen esta posibilidad, por lo que, si no queremos pagar la entrada, la cantidad de ofertas a las que podremos recurrir serán menores.

Elegir pagar un coche sin entrada deberá ser una alternativa a tener en cuenta únicamente si no contamos con los ahorros necesarios para hacerlo o queremos dedicarlos a otra finalidad y necesitamos comprarnos un vehículo por necesidad.

Pros y contras de financiar la compra de un coche con entrada

Si optamos por financiar el coche pagando la entrada, lo mejor es que tendremos que pedir una cantidad menor de financiación, por lo que los intereses que se generen serán menores. Además, tendremos muchas más ofertas de créditos entre las que elegir y un mayor poder de negociación para mejorar las condiciones de la financiación. De hecho, mientras mayor sea el porcentaje del precio del coche que aportemos de entrada, mejores condiciones podremos negociar.

En cambio, como inconveniente principal, deberemos dedicar parte de nuestros ahorros a este gasto.

Además, debemos contar con ahorros extra para el resto de los gastos asociados a la compra del vehículo. Si contamos con un poco más del 20% del valor del vehículo para dedicarlo a su compra, siempre será aconsejable financiar el coche con entrada, ya que será la opción que más ventajas nos aporte y que nos salga más barata. @mundiario