Buscar
loading...

Una nueva oportunidad para la energía eólica en Galicia antes de 2020

La Xunta de Galicia hace una previsión de que 600 MW se implantarán en Galicia. Las nuevas instalaciones, parques eólicos y una planta de biomasa, tendrán que entrar en funcionamiento antes del 1 de enero de 2020.

Una nueva oportunidad para la energía eólica en Galicia antes de 2020
Parque eólico en Galicia / Pixabay.
Parque eólico en Galicia / Pixabay.

Firma

Oriol Sarmiento

Oriol Sarmiento

El autor, ORIOL SARMIENTO, es colaborador de MUNDIARIO. Es ingeniero industrial, presidente del Consello Galego de Enxeñerías y editor de la revista Dínamo Técnica. @mundiario

“Fue un brillante y luminoso día otoñal en el que la absoluta calma de los habitualmente fuertes vientos que barren la zona impidió el funcionamiento de los aerogeneradores…”. Así describe el ingeniero industrial Manuel Lara Coira la inauguración en 1987 del primer parque eólico instalado en Galicia, exactamente en Estaca de Bares, y del que fue autor del proyecto, “provocando comentarios maliciosos de aquellos asistentes que sostenían que el aprovechamiento de la energía eólica carecía de futuro y que no pasaba de ser un divertimento de las empresas eléctricas para acallar las justas reclamaciones de los grupos ecologistas” Así continúa en su artículo titulado “Treinta años de eólica en Galicia”, publicado en el número 20 de la revista gallega de energía, Dínamo Técnica.

Tres décadas después, Galicia se asoma a un nuevo renacer de la energía eólica. Hoy ya no existen dudas sobre su aprovechamiento y su consideración como fuente energética del futuro pero sí sobre si será capaz de recuperar su esplendor a corto plazo, tras más de un lustro de paralización.

Tres décadas después, Galicia se asoma a un nuevo renacer de la energía eólica

Los pasados meses de mayo y julio se celebraban en Madrid dos subastas para introducir nuevas energías renovables en el sistema eléctrico español. En total sumaban unos 8.000 MW repartidos principalmente entre energía eólica y energía fotovoltáica y con el máximo descuento posible, esto es, sin necesidad de primas adicionales al mercado.

Una gran noticia para un sector paralizado desde la reforma energética iniciada por el Gobierno en 2012, con la supresión de las primas a las renovables, incluso con efecto retroactivo. En Galicia, anteriormente, la cancelación del Plan Eólico ya había supuesto una paralización que finalmente se acabaría traduciendo en una importante pérdida económica para la Comunidad, tanto por los proyectos que no se ejecutarían como la destrucción de una industria hasta entonces referente a nivel mundial. La eólica cuenta con industria propia en España para toda la cadena de valor, con más de 200 centros de fabricación, una buena parte de ellos en Galicia.

Este mes de septiembre la Xunta de Galicia cifraba que de los 8.000 MW de la subasta, serían 600 MW de eólica y 50 MW de biomasa las nuevas instalaciones previstas para Galicia. Las dudas surgen ahora sobre si la industria eólica será capaz de poner en marcha estos proyectos antes del 1 de enero de 2020, la fecha marcada por los compromisos europeos. Sobre ello debatía en Lugo hace escasas semanas el Foro Enerxético de Galicia, y demandaba un esfuerzo de todas las partes, promotores, fabricantes, auxiliares y administraciones competentes.

La eólica cuenta con industria propia en España para toda la cadena de valor

Seguir condicionando la economía nacional a los combustibles fósiles no es viable medioambientalmente y genera una fuerte dependencia energética del exterior.  El Acuerdo de París 2015 y sus compromisos de descarbonización fijados para 2050 y los objetivos establecidos por la UE para 2020 (alcanzar con renovables el 20% del consumo de energía final y el 27% para 2030) permiten imaginar un futuro con plena implantación de las energías renovables.

Pese a ello, todavía surgen dudas sobre lo que ocurrirá después del 1 de enero de 2020 cuando el Gobierno cumpla con sus compromisos europeos en materia de energías renovables. @mundiario