Entender los préstamos garantizados y no garantizados

Los préstamos personales, al 7,92 % TAE en noviembre / Dreamstime
Los préstamos personales, al 7,92 % TAE en noviembre / Dreamstime
Conoce las diferencias entre los préstamos garantizados y no garantizados y descubre los factores que afectan a la aprobación de un préstamo.
Entender los préstamos garantizados y no garantizados

Cuando hablamos sobre los préstamos bancarios, podemos clasificarlos de dos maneras: préstamos garantizados y no garantizados. Los préstamos garantizados son aquellos que tienen un respaldo por un activo, ya sea una casa, objeto valioso o un automóvil. Este activo funciona como garantía en caso de impago del préstamo, por lo que el prestamista no corre riesgo y puede ofrecer condiciones más favorables para los clientes, como tasas de interés competitivas. En cambio, los préstamos no garantizados no requieren de ninguna garantía, sólo se basan en el estudio de la capacidad de pago del cliente. Por lo tanto, suelen ser más difíciles de obtener y las condiciones pueden ser menos ventajosas.

Es importante entender las diferencias para elegir el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades y evitar caer en el sobreendeudamiento.

El proceso de solicitud. Factores que afectan a la aprobación de un préstamo

El proceso de solicitud varía dependiendo del prestamista y del tipo de préstamo a solicitar. De forma general, es sencillo y rápido para los micropréstamos y préstamos rápidos, y un poco más tardado para otros préstamos, como los hipotecarios o de grandes sumas. No obstante, el proceso comparte varios pasos comúnes independientemente del tipo de préstamo.

El primer paso es seleccionar el préstamo adecuado para, posteriormente, completar una solicitud en línea, proporcionar la información requerida y someterse a un proceso de verificación de crédito; sin embargo, hay algunos factores que pueden afectar la aprobación. Entre estos factores se encuentra el historial crediticio, los ingresos y el empleo. Es crucial prepararse con anticipación para este proceso, si cuentas con todos los documentos a la mano y cumples con los requisitos, el proceso se simplifica de manera importante.

Elección del préstamo adecuado a sus necesidades

La pregunta más importante es: ¿Para qué necesitas un préstamo? De esto depende el tipo de préstamo que elijas, por lo que antes de considerar la selección, analices cuidadosamente si lo necesitas para un proyecto importante, para pagar las facturas, para comprar una casa o simplemente cubrir algunos gastos menores.

De ese punto se puede partir para elegir el prestamista que ofrece el préstamo que se adapte mejor a tus necesidades, comparando diferentes ofertas tomando en cuenta los montos, plazos de pago, tasa de interés, cargos adicionales y los requisitos necesarios para aplicar. Cuando hayas tomado esa decisión, tendrás que rellenar una serie de formularios sencillos, proporcionar información personal y financiera, para posteriormente esperar una respuesta del prestamista. El prestamista verificará tu identidad y determinará si eres elegible o no para el préstamo, todo esto tomando en cuenta tu información y documentos proporcionados en el momento de la solicitud.

Reflexiones finales sobre los préstamos bancarios como acompañante financiero

Sin duda alguna, los préstamos pueden ser una valiosa herramienta para alcanzar objetivos financieros determinados, pero es importante usarlos sólo cuando es necesario, de forma cautelosa y sólo después de haberse informado adecuadamente. Antes de solicitarlo, es necesario evaluar la situación actual, determinar si se tiene la capacidad de devolver el préstamo en tiempo y forma, y establecer metas claras para la gestión del préstamo. Recuerda que los préstamos deben tomarse con responsabilidad, por lo que es crucial tomar decisiones informadas para tener el control adecuado sobre tus finanzas personales.

Comentarios