Energía limpia, una guerra entre Estados Unidos y China

Energías Limpias USA vs China
Energías Limpias USA vs China.

Todo apunta a que EE UU y China se dirigen a una confrontación económica. Mientras Trump se esfuerza en revertir todos los programas relacionados con el clima de su predecesor, China invertirá 365 mil millones de dólares en energías renovables.

Energía limpia, una guerra entre Estados Unidos y China

Esa inversión coloca a China en una posición privilegiada para liderar el mundo de la energía limpia, vendiendo sus innovaciones a otros países que buscan reducir sus facturas de energía. Por lo tanto, si una guerra comercial estalla entre China y los Estados Unidos, podría basarse en la energía limpia.

El resto del mundo persigue - con varios niveles de entusiasmo - un cambio hacia las tecnologías limpias. En las conversaciones climáticas de París de 2015, 197 naciones acordaron reducir sus emisiones e invertir la tendencia del calentamiento global. Mantener esas promesas requerirá reemplazar gran parte de la infraestructura energética de combustibles fósiles del mundo con alternativas como viento, energía solar y baterías.

Es algo claro que no tenemos todas las tecnologías que necesitamos para enfrentar el desafío climático. Así que eso significa que la innovación y la I + D son absolutamente cruciales. Según un informe reciente, las energías limpias valen 1,5 billones de dólares en todo el mundo.

Históricamente, Estados Unidos ha sido un gran innovador en energía limpia. Un americano inventó los paneles solares, fue el país donde se construyo el primer aerogenerador de megavatios, y el ciudadano Elon Musk (¿alguna vez ha oído hablar de él?) ha construido la primera compañía de baterías a escala industrial y posiblemente merece el crédito por la incorporación de vehículos eléctricos en nuestras carreteras. Y Estados Unidos todavía tiene mucho ímpetu; las fuentes de energía renovables están comenzando a reducir su precio de tal manera que realmente están socavando la energía alimentada con combustibles fósiles sin los subsidios del gobierno.

Muchas de las innovaciones estadounidenses comenzaron con la ayuda del gobierno, como en otras partes del mundo, en Europa también ha sido así.

La gran mayoría de las nuevas tecnologías que se expanden y se convierten en grandes historias de éxito de negocios tienen muchos años de vida conectados simbióticamente con los gobiernos. No hay subsidios privados para el tipo de trabajo de I + D en fase inicial que apoyan los gobiernos, y si lo cierras, entonces X años después veras mucha menos innovación fluyendo hacia el mercado privado.

Estos son exactamente los tipos de programas que el Presidente Trump y los republicanos del Congreso han amenazado con atacar.

También preocupantes son las posturas de la administración sobre las políticas de inmigración y comercio.

La gente confía en Elon Musk, sobre quien muchos dicen que es un solo hombre para poder salvar el mundo, y además un inmigrante.

En cuanto a las políticas comerciales, Trump aún no ha esbozado nada formal, pero ha insistido repetidamente en el "robo" de los empleos estadounidenses. China, por su parte, dice que si bien no quiere una guerra comercial con Estados Unidos, la ganaría.

6a0120a7fc3be9970b01b8d18a77a8970c

Paneles solares y molinos eólicos.

 

Ventaja en Energías limpias de China

Eso podría ser cierto, al menos para la energía limpia. China lo está aplastando cuando se trata de adoptar las energías renovables. Y las compañías energéticas de Estados Unidos ya han acusado al país de subvencionar injustamente sus paneles solares para pagar a los competidores estadounidenses.

Esas compañías estadounidenses pueden llevar su caso ante los tribunales (en este caso, el Departamento de Comercio de EE UU) y resolver la cuestión a través de tarifas en los paneles chinos. Pero una guerra comercial total socavaría la capacidad de los Estados Unidos de moderar estas cuestiones de manera discreta. Junto con la habilidad de China en la producción de bienes de bajo precio, que efectivamente podría dejar a los EE UU fuera del mercado mundial.

Estados Unidos es realmente bueno en innovar y las empresas estadounidenses de energías limpias siguen siendo muy fuertes vendedores de tecnología para el resto del mundo.

Pero algunas indicaciones demuestran que está disminuyendo. Una tendencia interesante que se está viendo es que el número creciente de las patentes de la energía limpia que son archivadas en los EE UU se originan en países europeos y asiáticos.

Eso no quiere decir que el sector de energía limpia de Estados Unidos está por debajo. El viento y la energía solar han superado en gran medida los subsidios federales, como también sucede aquí en Europa.

Y en muchos lugares compiten con fuentes de combustible fósil. La cuestión de la intermitencia - la energía se apaga cuando el sol no brilla y el viento no sopla - se va a ir solucionando poco a poco. (Hawaii acaba de abrir una planta de energía solar con 25 megavatios de almacenamiento de la baterías, Elon Musk recientemente se comprometio a que podría proporcionar a Australia hasta 300 megavatios de almacenamiento de la batería en solo 100 días).

Por supuesto, nadie puede ver leer el futuro. Especialmente cuando se trata de energía, la bola de cristal puede ser muy borrosa. Pero Trump podría cambiar de opinión y convertirse en un creyente de las energías limpias - 200 mil millones de dolares es la contribución al PIB de Estados Unidos y es algo difícil de ignorar por mucho tiempo. 

Energía limpia, una guerra entre Estados Unidos y China
Comentarios