Buscar

MUNDIARIO

La facturación de las empresas aumenta un 2,1% en septiembre y modera su caída interanual

Las ventas se mantienen un 9,5% por debajo de los niveles del año pasado pero se recuperan con el impulso que aportan la industria, los servicios y el comercio.
La facturación de las empresas aumenta un 2,1% en septiembre y modera su caída interanual
Billetes de 500 euros. / Pixabay.
Billetes de 500 euros. / Pixabay.

A pesar del contexto de recesión que ha vapuleado a la economía española, las empresas del país siguen apostando por mantener la mayor cantidad de estímulos posible para no perder liquidez y hacer que cualquier volatilidad del mercado pueda ser contenida con alguna compra o venta de acciones, incluso si empiezan a ver una reducción en su capacidad de liquidación de inventarios. 

Y es que las compañías nacionales suavizan la caída de sus facturaciones al 9,5%, lo que supone una tendencia positiva de regresión de las pérdidas con siete meses en cadena, donde bajan los porcentajes de déficit y permite a las empresas tener un margen de maniobra financiera más amplio. Las ventas se mantienen en esen 9,5% por debajo de los niveles del año pasado pero se recuperan con el impulso que aportan la industria, los servicios y el comercio.


Quizás también te interese:

Los incumplimientos en pagos de alquileres se disparan un 70% desde septiembre


Este dato fue confirmado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de un avance en la recuperación del tejido empresarial para así recuperar los niveles de consumo a partir de nuevos estímulos salariales sobre el sistema de fuerza de trabajo, lo cual tendrá una repercusión alcista en los pagos de impuestos y en el bienestar socioeconómico de los trabajadores españoles y sus familias. 

“La facturación de las empresas moderó su descenso en septiembre al 9,5 % en comparación con el mismo mes de 2019, encadenando siete meses consecutivos de caídas coincidiendo con la pandemia de coronavirus”, detalla textualmente el informe difundido este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por lo tanto, consiste en una ventaja financiera con la que las compañías pueden revertir los déficits en sus flujos de caja recurriendo a un endeudamiento moderado por encima equivalente al 1% o al 2% de su PIB comercial para no afectar a largo plazo la estabilidad de su presupuesto operativo. De hecho, el INE dijo que “la caída registrada en septiembre es la menos pronunciada desde que en marzo se desató la crisis sanitaria a raíz de la covid-19”. @mundiario